Saltar al contenido

Comienza un curso escolar con más profesores y más inversión en la Escuela Rural y en la Formación Profesional

  • Se han contratado a 289 docentes más que el año pasado
  • Sorprenden las críticas de la derecha a la “tardía” implantación de los nuevos currículos cuando existen CCAA del PP que no han llegado a tiempo

Comienza el curso escolar 2022-2023 en La Rioja. Y lo hace sin mascarilla, sin distancia de seguridad ni grupos burbujas. Regresa la normalidad a las clases sin perder la perspectiva de lo vivido. Del extraordinario esfuerzo de la Comunidad Educativa por seguir adelante pese a las dificultades que conllevó la pandemia.

Iniciamos un nuevo curso en el que el Gobierno de Andreu ha aumentado considerablemente la inversión y los recursos. 4.172 docentes enseñarán nuevos conocimientos a riojanas y riojanos, 289 más que el año pasado. Lo que demuestra el firme compromiso del Ejecutivo por ofrecer la mejor educación posible, con los mayores recursos posibles en un nuevo curso marcado por el Decreto de Convivencia y por los nuevos currículos.

Dos claves que contribuirán a mejorar la educación y la formación de los jóvenes. Mejorando las relaciones personales, y transformando el modelo de educación orientándolo hacia la adquisición de competencias por encima de la mera absorción de contenidos. Un modelo que reina en Europa y por el que España, y también La Rioja, quieren apostar. Como todos los cambios, se requiere de tiempo. En la actualidad, hay 7 comunidades autónomas que aún no han publicado sus currículos. El Gobierno de La Rioja lo hizo en los meses de junio y julio, realizando formaciones los meses previos y creando grupos de trabajo. Por ello, sorprende la crítica y el ruido que ha generado la derecha de nuestra comunidad por el despliegue de esta nueva forma de entender la formación, cuando todavía hoy, existen comunidades gobernadas por el PP que no han llegado a tiempo para la tramitación de los currículos.

Otro aspecto que desde el PSOE consideramos relevante en este inicio es la gratuidad, por primera vez total para todas las etapas de educación obligatoria, de los libros de texto. Una inversión histórica, estimada en 7 millones de euros, para seguir avanzando en la igualdad de oportunidades. Ante las críticas por un supuesto retraso en la adquisición de los cheques de libros, es necesario argumentar que el error informático, ajeno al Gobierno regional, ya se solventó y, desde finales de agosto, el proceso está discurriendo con normalidad.

Si hay una modalidad que el Gobierno de Concha Andreu quería potenciar era la escuela rural. Tras muchos años olvidada, el Gobierno de La Rioja, desde 2019, ha trazado políticas reales para convertirla en una opción atractiva y a considerar. A considerar por parte de las familias y docentes:

  • abriendo nuevos comedores escolares
  • bajando al mínimo el ratio de alumnos para aportar estabilidad y asegurar el futuro de los centros
  • creando actividades de convivencia para que los alumnos se conozcan

Asimismo, la Formación Profesional se está consolidando en La Rioja gracias a una política clara enfocada a hacer de la FP una alternativa real de calidad y con un grado extraordinario de empleabilidad. El despliegue del mayor presupuesto de la historia de la región (44 millones respecto a los 37 millones del último año del PP) ha contribuido a la mejora de infraestructuras, a la creación de nuevos centros, y a que cada vez más alumnas y alumnos apuesten por la Formación Profesional. Así lo reseñan los datos: se ha superado la barrera de los 8.000.

En definitiva, frente al ruido, el Gobierno de Andreu sigue reforzando, con más recursos e inversión que nunca, la educación de todas las riojanas y riojanos.