Saltar al contenido

PSOE y IU saldan una deuda histórica con la memoria con la aprobación de la Ley de Memoria Democrática

  • Víctor Royo: “Es el paso obligado para que por fin se consiga la concordia”
  • Se trata de uno de los puntos del Acuerdo de Gobernabilidad

La Rioja pasa a contar a partir de hoy, gracias a los votos favorables de PSOE e IU, con un marco normativo que contribuye a reparar y dignificar a las familias riojanas que sufrieron la guerra civil, la represión y su posterior discriminación. La Ley para la Recuperación de la Memoria Democrática salda una deuda histórica que tenía esta región con las personas asesinadas durante la Guerra Civil española. Asesinadas y ultrajadas por defender la libertad y la democracia y que posteriormente han sido ocultadas y marginadas. Hoy, gracias a las fuerzas de izquierdas de la región (PP y Ciudadanos han votado en contra), La Rioja gana en calidad democrática.

“La Ley que hoy vamos a aprobar, a nuestro juicio, es el testimonio, de nuestra historia vital, la historia de quienes sufrieron el asesinato de un ser querido y luego fuisteis humillados en una provincia, la de La Rioja abatida, callada y miedosa que trataba de sobrevivir”, ha señalado el diputado socialista Víctor Royo. Para agradecer a las asociaciones que han estado presentes esta mañana en el Parlamento y recordar la valentía que tuvieron las Mujeres de Negro honrando el pasado más sangriento de nuestra historia.

El diputado socialista ha afirmado que la Ley hoy aprobada es “el paso previo y obligado para acabar con la asimetría existente todavía en el tratamiento de la verdad, justicia, reconocimiento y reparación, para que, por fin, de una vez se alcance y se consiga la concordia”.  En ese punto, Royo ha subrayado que “quien habla de reabrir heridas lo hace desde el desconocimiento, porque ningún familiar reclama venganza, solo enterrar a sus seres queridos, dignificar su memoria y cerrar este capítulo”.

Por último, el socialista ha agradecido a la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, “el impulso para que este marco normativo se desarrolle”, y por “su especial empatía y solidaridad con el dolor de estas víctimas”.

La Ley aprobada amplía el concepto de víctima, aborda la creación de un Comité Técnico, un Banco Público de ADN, la obligación de actualizar los mapas de localización de fosas, la inclusión de un régimen sancionador para las acciones u omisiones que supongan un incumplimiento de las obligaciones establecidas por el nuevo marco, y el establecimiento de la obligatoriedad de la retirada de símbolos y placas de exaltación del franquismo o de carácter antidemocrático. Asimismo, se incluirá una asignatura en la ESO, Bachiller y Formación Profesional, y el establecimiento, el 22 de julio, de un Día para la Memoria.