Sara Orradre: “La nueva Ley de Caza reivindica la función social y da solución a las carencias de la obsoleta Ley de 1998”

  • La Ley tiene prevista ser aprobada mañana por el Parlamento de La Rioja
  • Entre las novedades, destaca la creación de zonas de caza controlada, la simplificación administrativa o las medidas de control de daños

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Sara Orradre, ha comparecido esta mañana para analizar el proyecto de Ley de Caza y Gestión Cinegética que mañana tratará el Parlamento de La Rioja.

Un nuevo marco legal que tiene como objetivo modernizar la ley actual para adaptarla a las nuevas circunstancias sociales, demográficas, económicas y medioambientales de La Rioja. “Han sido muchos años de desidia de los Gobiernos del Partido Popular, incapaces de renovar y actualizar un texto que había quedado completamente desfasado y que no atendía ni a las necesidades del sector ni a los cambios sociales, culturales o medioambientales que se han producido en todos estos años y que obligaban con urgencia a elaborar una nueva ley más acorde a estos tiempos”, ha señalado Orradre.

La Ley, que previsiblemente se aprobará mañana en el Pleno, y que se ha conformado a través de un proceso participativo involucrando a todos los agentes del sector, contiene 87 artículos distribuidos en 10 títulos.

La socialista ha destacado alguno de los aspectos y novedades más relevantes:

  • creación de zonas de caza controlada que puedan paliar los daños provocados por las especies cinegéticas en La Rioja.
  • creación de la figura de Emergencia Cinegética por la que la Administración puede imponer a los titulares de un coto medidas de obligado cumplimiento para su control
  • el aumento de medidas que establezcan procedimientos de control de daños
  • regulación de la caza con fines científicos
  • medidas para evitar la transmisión de epizootias y enfermedades
  • simplifica administrativamente la creación de cotos y su mantenimiento

“Esta Ley va a contribuir a mejorar de forma muy significativa la regulación de la caza y la gestión cinegética en nuestra región, reivindica la función social de esta actividad, responde a las necesidades largamente demandadas por los agentes implicados, da solución a las carencias que veníamos arrastrando con la obsoleta Ley del 98 y, muy especialmente, introduce un nuevo concepto relacionada con el principio de sostenibilidad medioambiental, respeto a la biodiversidad y su necesaria conservación”, ha reseñado Orradre, quien ha agradecido a todos los grupos parlamentarios el “buen trabajo realizado y el esfuerzo de entendimiento y colaboración”.