El Gobierno de Capellán condena a La Rioja Baja a la decadencia industrial   

La incomprensible decisión del Gobierno de Capellán de renunciar a la subvención nominativa concedida por el Gobierno de España en materia de suelo industrial tendrá consecuencias muy graves en el futuro industrial de La Rioja Baja. Y es que tirar por la borda más de 20,5 millones de euros, además de evidenciar una falta absoluta de capacidad de gestión, compromete la situación de los polígonos de El Recuenco, en Calahorra, y La Senda, en Alfaro.

Ahora, y a pesar de esta renuncia a una demanda histórica de La Rioja de tener el precio del suelo industrial a 35 euros el metro cuadrado, el Gobierno de Capellán visita a los empresarios de Calahorra y Alfaro para decirles que pone a su disposición ayudas que ya existían en el Plan Estratégico de Subvenciones de la Agencia de Desarrollo para el desarrollo empresarial; inversiones como compra de suelo, construcción de naves, maquinaria, etcétera.

La realidad de los hechos es que, según el Gobierno de Capellán, con sus medidas una empresa que adquiera 20.000 metros cuadrados de suelo de titularidad pública pagaría 1.420.000 euros -calculado sobre un precio estimado de 71 euros por metro cuadrado- y obtendría una subvención de ADER de 300.000 euros. Por tanto, la compra del suelo le costaría 1.120.000 euros, lo que supone 56 euros el metro cuadrado.

Este mismo caso, si no se hubiera renunciado a la subvención del Gobierno de España, dejaría cifras bien distintas. Esa misma empresa, si comprara los mismos 20.000 metros cuadrados de suelo industrial de titularidad pública, pero en este caso a 35 euros el metro cuadrado, pagaría 700.000 euros y obtendría también la misma subvención de ADER de 300.000 euros. Por tanto, la compra del mismo suelo le costaría 400.000 euros, lo que supone 20 euros el metro cuadrado.

Esta es la verdad tras la decisión del Gobierno del PP de despreciar esos más de 20,5 millones de euros que están ingresados en las arcas riojanas desde el pasado mes de julio.

Por eso, el PSOE exige al Ejecutivo de Capellán que rectifique su planteamiento y aproveche la subvención nominativa del Gobierno de España para poner a disposición del tejido productivo un precio de suelo industrial razonable para poder competir en igualdad de condiciones con Navarra y País Vasco. Si el Gobierno del PP se empecina en mantener la renuncia a los más de 20,5 millones de euros, estará lastrando de forma muy grave el empleo y el futuro económico e industrial de La Rioja.

[instagram-feed]
Abrir chat
💬 ¡Hola! Estamos aqui para atenderte.
Hola 👋 Gracias por visitar nuestro sitio web. ¿En qué podemos ayudarte?