La suspensión de los aranceles beneficia a los sectores agroalimentarios riojanos y reafirma el compromiso del Gobierno con el diálogo

Comparte esto:

El senador socialista Pedro Montalvo ha calificado de “avance importantísimo hacia la recuperación económica” la suspensión por cinco años de los aranceles entre EEUU y la UE “ya que afecta especialmente a las exportaciones del sector vitivinícola y agroalimentarios riojanos”. En su opinión, “la recuperación del mercado estadounidense va a suponer un fuerte impulso, un gran respiro y un futuro más tranquilizador y esperanzador para el sector agroalimentario”.

Por otro lado, este acuerdo “reafirma el compromiso europeo y del Gobierno de España por el diálogo y la colaboración” y vuelve a mostrarse como “la mejor manera de resolver conflictos enquistados en el tiempo y garantizar el desarrollo económico y social”. En este sentido, ha valorado igualmente “la creación de un grupo de trabajo conjunto que permitirá estrechar las relaciones y volver a la senda del entendimiento apostando por un proceso de diálogo permanente”.

El acuerdo “llega como agua de mayo”, abunda Montalvo, quien recuerda el importante motor económico europeo que supone el sector vitivinícola, “debido a la gran producción de nuestra tierra, donde sólo en esta región se producen 442 millones de kilos de uva y 318 millones de  litros de vino”. De hecho, con anterioridad al bloqueo, “La Rioja exportaba a EEUU por valor de 1.848 millones de euros”, insiste.

Así las cosas, ha agradecido “la ingente labor del Gobierno de España, que no han dejado de trabajar con rigor, prudencia y discreción para volver a la senda del multilateralismo, en el comercio internacional sobre todo poner fin a unos aranceles que gravaban injustamente el sector agroalimentario”. Montalvo añade que “el Gobierno de España ha estado siempre en primera línea en esa búsqueda de dialogo, la colaboración y el consenso” para “acabar con los desequilibrios y los conflictos comerciales innecesarios que solo consiguen dañar a sectores como el agroalimentario, al que ahora se abre una gran puerta”. Y es que “este es un paso más para el crecimiento y la recuperación económica que, sumado a la buena evolución de las vacunas, permitirá abordar esta nueva etapa de salida de la crisis generada por la pandemia”, ha concluido.