El PSOE celebra la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria, “encaminada a proteger a agricultores y ganaderos”

Comparte esto:
  • El Proyecto de Ley aprobado en el Congreso se encuentra enmarcado en el compromiso socialista de respaldar precios dignos para el sector primario

Logroño, 4 de octubre de 2021.- La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados aprobó el miércoles el Proyecto de Ley de la Cadena Alimentaria por la que se modifica la ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria. A la espera de su tramitación en el Senado, el diputado socialista por La Rioja, Juan Cuatrecasas, asegura que “con esta reforma, daremos a toda la cadena alimentaria y especialmente al eslabón más débil agricultores y ganaderos, una herramienta poderosísima”.

Por su parte, el senador socialista por La Rioja, Pedro Montalvo, considera que “la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria busca ofrecer mayor transparencia a su funcionamiento y los precios, conseguir el equilibrio delfuncionamiento de la cadena en todos sus eslabones y proteger a agricultores y ganaderos, de manera que haya un mejor reparto a todos los niveles y más poder de negociación a agricultores y ganaderos”, tal y como se comprometió el Gobierno en línea con obtener precios dignos a agricultores y ganaderos. 

De las 14 transaccionales presentadas por el Grupo Socialista, cabe destacar la relativa a las condiciones contractuales, sobre el precio del contrato alimentario que tiene que cubrir los costes efectivos de producción; así como la relativa a la venta a pérdidas que “viene a proteger a los eslabones, para que al menos reciban el coste efectivo del anterior y no tengan perdidas”, añade Montalvo.

En cuanto al precio del contrato alimentario, la enmienda aprobada recoge que “el precio del contrato alimentario que tenga que percibir un productor primario o una agrupación de estos, deberá ser, en todo caso, superior al total de costes asumidos por el productor o coste efectivo de producción”.

Respecto a la venta a pérdidas, la transaccional señala que “con el fin de evitar la destrucción del valor en la cadena alimentaria, cada operador de la misma deberá pagar al operador inmediatamente anterior un precio igual o superior al coste de producción de tal producto en que efectivamente haya incurrido o asumido dicho operador”.

“La redistribución de la cadena y la transparencia en la formación de precios son los dos objetivos prioritarios”, explica Montalvo, incidiendo en que “el agricultor individual no va tener poder de negociación, pero esta ley les permite asociarse con fuerza, exigir”.

El Proyecto de Ley aprobado que modifica la Ley de cadena alimentaria de 2013 contempla la transposición de la Directiva Europea sobre prácticas comerciales desleales, y ahora pasa al Senado para finalizar su tramitación, tras ser aprobada en Comisión con competencia legislativa plena.

Tras aprobarse a principios de 2020 medidas de urgencia vía decreto ley, en respuesta a las reivindicaciones del campo de precios justos, la modificación de la Ley de 2013 que contempla el proyecto de ley aprobado este miércoles, permite introducir normas más estrictas, para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, tras introducirse en 2020 la prohibición de venta de productos en los sucesivos eslabones por debajo de los costes de producción.

Para esta modificación de la Ley de cadena alimentaria se ha trabajado intensamente con el sector, e incluso se habilitó expresamente el Congreso durante el mes de enero para celebrar cerca de 30 comparecencias, para avanzar en la tramitación de esta norma, que ahora ha recibido el respaldo mayoritario de la Cámara Baja.