Aprobados los Presupuestos de la recuperación sanitaria, económica y social de La Rioja

Comparte esto:
  • El pleno del Parlamento da luz verde a la Ley de Presupuestos Generales de La Rioja y la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para luchar contra la pandemia, fortaleciendo los servicios públicos e inyectando recursos para la reactivación económica
  • La mayoría parlamentaria rechaza las enmiendas del PP “por falsas e incoherentes” y recuerda que la gran mayoría de las presentadas por Ciudadanos “ni siquiera pudieron estudiarse por estar mal presentadas”


Logroño, 28 de enero de 2021.- El pleno del Parlamento de La Rioja ha aprobado hoy la Ley de Presupuestos Generales de La Rioja y la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para el ejercicio 2021. Unos Presupuestos expansivos que responden a la compleja situación en la que se encuentra La Rioja y que constituyen el principal instrumento del Gobierno regional para afrontar la crisis sanitaria y su aparejada crisis económica y social que está atravesando la comunidad.

Y es que estos Presupuestos incrementan de manera exponencial las partidas destinadas al refuerzo de los servicios públicos, tanto en materia de recursos materiales como humanos. En este sentido, permitirán la necesaria contratación de más personal sanitario, así como la mejora de las infraestructuras sanitarias, tanto en el sistema hospitalario como, fundamentalmente, en atención primaria. En el mismo sentido, aumenta el presupuesto destinado a Educación, con una cuantía que supone el 4,5% del PIB, acercándose así al objetivo del acuerdo de Gobierno que marca un 5% de gasto en educación para el año 2025. Y al mismo tiempo permite reforzar los Servicios Sociales, con incrementos especialmente destacados en la partida destinada a la Renta de Ciudadanía.

Por otro lado, estas Cuentas Públicas para 2021 contemplan un segundo eje prioritario en torno a la reactivación económica de La Rioja en un momento crucial para superar el shock económico producido por la pandemia, con ayudas específicas para pymes y autónomos, así como otras partidas fundamentales para la agricultura regional y para reactivar la actividad turística.

Enmiendas parciales

Para la aprobación de los Presupuestos, el pleno ha tenido que superar un proceso de enmiendas parciales que, tal y como ha expuesto el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Raúl Díaz, “han sido la mejor constatación de que no hay alternativa de ningún tipo al Gobierno de La Rioja”. 

Por un lado, en el caso de las presentadas por el Grupo Popular, “gran parte de sus enmiendas son, bajo su propio criterio, inaceptables” puesto que “suponían extraer partidas para su financiación de las cuantías destinadas a la amortización de deuda, práctica calificada por el PP de inconstitucional en 2018”. 

Por otro lado, el PP proponía financiar otro bloque de enmiendas detrayendo 25 millones de euros de la partida destinada al pago de la deuda del proyecto de soterramiento del tren de Logroño, cuyo pago de 35 millones -y otros 35 millones por parte del Ayuntamiento de Logroño- el propio PP dejó firmado para este año cuando dirigía los ejecutivos regionales, nacionales y el consistorio logroñés.  E igualmente, el PP también proponía extraer financiación para sus enmiendas parciales de las cuantías destinadas al impulso del IRVI pese a ser instrumento clave en este momento para el fomento de la compra y alquiler de la vivienda pública.

Y paralelamente, el portavoz socialista hizo referencia a las “fantasmagóricas” enmiendas presentadas por el PP al estado de ingresos, puesto que no sólo preveían 153 millones de euros procedentes de los fondos europeos “peleados por Pedro Sánchez”, sino que también contemplaban una transferencia de 15 millones de euros para el Instituto Sagasta, “pese a que sus propios senadores riojanos en Madrid propusieron el pasado mes en los presupuestos del Estado solo 11 millones de euros”; y por último, vuelven a incluir 18 millones de euros procedentes del efecto frontera pese al reciente varapalo judicial recibido por el PP. 

En resumen, unas enmiendas “que estamos obligados a rechazar porque son mentira, fantasmales y falsas”, resumió Díaz durante su intervención. 

En el caso de las enmiendas de Ciudadanos, la gran mayoría de las enmiendas presentadas por su Grupo ni siquiera pudieron ser estudiadas por estar mal presentadas. La Comisión de Presupuestos ni siquiera tuvo oportunidad de debatirlas porque estaban mal formuladas, dado que no contemplaban en sus ingresos la correspondiente partida de baja y porque minoraban los ingresos de la ADER a través de sus remanentes.

Ley de Medidas Fiscales y Administrativas

Por otro lado, el pleno también ha aprobado la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, tras el rechazo de las enmiendas parciales presentadas por el PP, y que la portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Sara Orradre, calificó de “inaceptables”. Y es que frente a esta Ley que continúa la senda iniciada el ejercicio pasado para generar una política fiscal más justa, más equilibrada y más redistributiva, el PP pretendía perpetuar la política fiscal injusta y arbitraria que llevó a cabo durante casi 25 años y que tan mal le sentó a la economía riojana. 

Unas enmiendas que “desenmascaran al PP y con las que tienen la intención de perdonar impuestos a los más ricos”, ha expuesto. En este sentido, Orradre ha alertado sobre la intención del PP de recuperar la bonificación del 75% en el Impuesto de Patrimonio para perdonarles 11,5 millones de euros a patrimonios superiores a 700.000 euros; e igualmente insisten en perdonar a los más pudientes 3,2 millones del impuesto sobre sucesiones y donaciones que sólo afecta a un 2% del total de contribuyentes con bases liquidables superiores a los 400.000 euros. 

En definitiva, la mayoría parlamentaria ha frenado el intento del PP de ahorrar en torno a 15 millones de euros en impuestos a los riojanos más ricos, un 3% aproximadamente de los ciudadanos que son los que más capacidad contributiva tienen y que, por tanto, más deben aportar al sistema.

Y todo ello en un pleno en el que la mayoría parlamentaria, entre la que se encuentra el Grupo Parlamentario Socialista, rechazó las enmiendas parciales presentadas por la derecha parlamentaria por moverse entre la incapacidad de Ciudadanos y la incoherencia y falsedad del PP.