Un Gobierno para la igualdad

Comparte esto:

12 mayo 2019 | Diario La Rioja | CONCHA ANDREU | CANDIDATA DEL PSOE A LA PRESIDENCIA DE LA RIOJA

En el último artículo que escribí para esta sección del diario, el pasado domingo, recuerdo que les adelantaba mi prioridad entre prioridades: la igualdad. A partir de la igualdad quiero formular el programa del Gobierno del cambio.

El principio de igualdad es inherente a mi formación personal y a mi educación cívica, es la base de mis ideas y será la base para construir el cambio que quiero liderar a partir del próximo domingo 26 de mayo con su apoyo.

En este siglo XXI, que es el de las mujeres, no es una anécdota el hecho de que quiera convertirme no solo en vuestra presidenta, sino en la primera mujer que es presidenta de nuestra Comunidad, de La Rioja.

Creo que la lucha contra todo tipo de desigualdad, debe comenzar pensando en las discriminaciones que sufrimos las mujeres por el mero hecho de serlo.

Las políticas de igualdad, y en particular la igualdad de género, abarcan todo el proyecto socialista y son transversales a todas las políticas. El PSOE es un partido que apuesta con firmeza por una verdadera transformación social que requiere la presencia, participación y contribución de la mitad de la población.

Quiero el apoyo mayoritario de las riojanas y de los riojanos para avanzar en la erradicación de la violencia machista y caminar hacia la cultura de la igualdad, de la libertad, de la integridad y de la seguridad en la vida de las mujeres. Para el PSOE, la lucha por la igualdad y contra la violencia de género ha sido y es un eje fundamental de nuestra acción política e institucional y así lo será desde el Gobierno del cambio.

Como la mayoría de los que me leéis, me he criado en un entorno en el que la igualdad de oportunidades que garantizan los servicios públicos y el trabajo de los magníficos servidores de lo público, constituían la salvaguarda de una sociedad cohesionada. Lamentablemente, hemos ido a peor. La crisis y la gestión de los gobiernos conservadores en La Rioja han hecho que este contrato colectivo pierda fuerza y que la cohesión se deteriore.

Por eso, creo que nuestra educación, nuestra sanidad y nuestros servicios sociales deben ser quienes garanticen la igualdad real de los riojanos y riojanas.

En el caso de la sanidad, por ejemplo, hemos comprobado que durante los últimos años la sanidad pública ha sido relegada frente a los convenios con la sanidad privada. Sin embargo, La Rioja, en el desarrollo de sus competencias en gestión de los servicios de salud, dispone de amplias capacidades para hacer efectivo el derecho a la protección de la salud y del acceso a la asistencia sanitaria.

El Gobierno del PSOE que yo presida en la Comunidad Autónoma de La Rioja defenderá la gestión pública de los servicios sanitarios, favoreciendo la cohesión social y territorial y reforzando el sistema sanitario público.

No en vano, el derecho a la sanidad es uno de los pilares sobre los que descansa el Estado del Bienestar. Por eso mismo, han sido el Gobierno que preside Pedro Sánchez y el PSOE quienes han recuperado la universalidad de los derechos, garantizando un acceso de calidad de carácter integral y equitativo al sistema sanitario para todos.

Pero hablemos también de la educación. La educación es el principal instrumento compensador de las desigualdades sociales, de construcción de una ciudadanía responsable, crítica y exigente. Es también el pilar fundamental de una sociedad progresista y libre.

Nuestro sistema educativo debe estar preparado para afrontar los retos futuros de una Comunidad del siglo XXI, en especial la Universidad de La Rioja. Pero ha ocurrido justo lo contrario, porque en estos años nuestra educación pública y nuestra universidad han perdido muchos recursos.

Ha llegado la hora de que se reviertan los recortes soportados y de cambiarlos por un impulso decidido al sistema educativo de calidad, que forme y eduque con éxito a sus alumnos y alumnas como garantía de una sociedad mejor.

Mi propósito es reforzar la equidad y la inclusión educativa. Para mí, la educación no es inmovilismo, sino avance e innovación, es un diálogo permanente con la comunidad educativa. Además, y por encima de todo, defenderé que la educación pública sea el eje vertebrador del sistema educativo riojano.

Pero la igualdad es para toda la vida y en todos los lugares. Siempre he pensado que nuestros mayores tienen que estar bien atendidos vivan donde vivan.

Desde el PSOE queremos poner especial atención a las personas mayores, cuyo peso creciente en nuestra población constituye un desafío para garantizar la equidad de todas nuestras políticas. Este colectivo ha soportado en sus espaldas los efectos de la crisis, apoyando económicamente a sus familiares en paro, y sufriendo los recortes de las políticas del PP en servicios y pensiones, dejándolos en muchos casos en absoluta desprotección social.

Por eso, me volcaré para atender, especialmente, a las personas en situación de dependencia. Para mí, las personas con discapacidad y sus familias serán lo primero: en atención y en financiación.