Emilia Fernández: “El Gobierno de Ceniceros legisla a espaldas de la comunidad educativa”

Comparte esto:

La diputada socialista, Emilia Fernández, ha denunciado que “una vez más el Gobierno de Ceniceros legisla a espaldas de la comunidad educativa”, ya que “no ha atendido a los avisos que centros educativos y familias habían transmitido ante la puesta en marcha de esta medida sin consenso y sin apenas recursos materiales adicionales y humanos”.

Fernández, por medio de una nota de prensa, ha hecho referencia al “caos originado este fin de curso tras el adelanto a junio de las recuperaciones de Secundaria y FP, que se venían haciendo en septiembre”.

La diputada ha anunciado que el Grupo Parlamentario Socialista ha solicitado la “comparecencia urgente” del consejero de educación y ha registrado una pregunta oral en pleno, ambas referidas al “caos originado este fin de curso tras el adelanto a junio de las recuperaciones de Secundaria y FP”.

Fernández ha explicado en la nota que, en estos días, las familias y centros escolares “viven con inquietud el caos generado por una decisión del Gobierno de La Rioja que hace que el alumnado, con todas las asignaturas aprobadas desde el 8 de junio, deba asistir al centro educativo hasta el 22 de junio con actividades de ampliación y refuerzo que no se computan en ninguna nota”.

Fernández, también ha señalado una “situación caótica” para los centros riojanos y el profesorado que, “con la mejor de su voluntad y profesionalidad, deben compaginar las clases de apoyo al alumnado con pendientes, con actividades de profundización al resto de alumnado en el mismo horario y aula”.

Para la diputada socialista, “una vez más el Gobierno de Ceniceros legisla a espaldas de la comunidad educativa”, ya que “no ha atendido a los avisos que centros educativos y familias habían transmitido ante la puesta en marcha de esta medida sin consenso y sin apenas recursos materiales adicionales y humanos”. Además, el Gobierno regional, “debe reflexionar sobre el impacto pedagógico de esta medida que disminuye considerablemente el tiempo de preparación del alumnado con materias pendientes de los meses de verano a los 15 días actuales”.

Para finalizar, señala que “esta medida se está implantando de forma desigual en el territorio español y es necesario analizar esta realidad para garantizar una atención al alumnado eficaz”.