El PSOE pide en el Congreso que Calahorra recupere los exámenes teóricos de conducir de forma permanente

Comparte esto:

CALAHORRA (LA RIOJA), 19 Mar. (EUROPA PRESS) –

El diputado por el Partido Socialista de La Rioja, César Luena, ha presentado una Proposición no de Ley a la Mesa del Congreso de los Diputados solicitando al Gobierno la realización de los exámenes teóricos de conducir en Calahorra en soporte informático y en un espacio público que garantice condiciones no gravosas para las autoescuelas o sus alumnos.

A este respecto, Luena y la portavoz del Grupo Municipal Socialista en Calahorra, Elisa Garrido, han ofrecido este lunes una rueda de prensa en la que esta última ha recordado que el Pleno Municipal, por acuerdo de todos los grupos políticos sobre una moción socialista, aprobó una declaración institucional para que las pruebas teóricas del examen de conducir volvieran a realizarse en Calahorra.

No obstante los socialistas toman ahora la iniciativa de llevar la proposición a la Mesa del Congreso «a la vista de que el PP no está haciendo nada al respecto», más allá de permitir elegir a las autoescuelas si quieren que sus alumnos se examinen en Calahorra o en Logroño.

Garrido ha recordado que esta medida es temporal, depende de una «cuenta de resultados» y cree que se trata de «una decisión salomónica de la DGT pero nada satisfactoria» a la que habrá que dar una solución definitiva dentro de un año.

Luena ha dicho que los exámenes teóricos de conducir se vienen realizando en Calahorra desde 1978 y que la ciudad no puede prescindir de este servicio que ha calificado como «un derecho». «¿Puede haber exámenes en Calahorra sin coste para alumnos ni autoescuelas y con medios informáticos?», se ha preguntado César Luena para responder inmediatamente: «Si el Gobierno quiere, sí».

Para recuperar el servicio, el diputado del PSOE ha dado tres claves: «No se puede dar a elegir dónde se quieren examinar con ambición de subasta (*) Tiene que haber medios informáticos para examinar (*) Y tiene que haber un espacio público y que no dependa de una servidumbre de hace 40 años».

De esta forma se refería a la «división de autoescuelas» mencionada por su compañera, según la cual «unas autoescuelas pagan a otras una tasa por utilizar las instalaciones en las que se realizan los exámenes teóricos».

Garrido entiende que las instalaciones en las que se venían realizando los exámenes teóricos en Calahorra supusieron una inversión para un grupo de autoescuelas y que por ello cobren una tasa, «pero creemos que después de 40 años está suficientemente amortizada».

Además, esta edil no entiende que «el alcalde no esté haciendo nada en un asunto que preocupa a los ciudadanos por la pérdida de un servicio que hace de esta ciudad centro de referencia para La Rioja Baja y ribera de Navarra».

Teniendo en cuenta que la tendencia de la DGT es a que los exámenes teóricos se sometan a un mismo proceso informático, abandonando el examen sobre papel, ambos comparecientes creen que hay locales públicos sin utilizar en los que se pueden instalar ordenadores y recuperar definitivamente los exámenes teóricos de conducir para Calahorra.

La proposición pide concretamente, en primer lugar, que los alumnos que se examinen de la prueba teórica del permiso de conducción, puedan efectuar la misma en Calahorra sin coste algunos, como viene sucediendo desde 1978.

Reclama, igualmente, que las condiciones de realización de dicha prueba no sean gravosas para las autoescuelas en ningún caso y en cantidad alguna; y, por último, que se habilite en Calahorra la dotación de un espacio que posibilite la realización de la prueba teórica a través de medios telemáticos.