El PSOE denuncia la creación de las nuevas unidades de atención sociosanitaria, ubicadas en residencias de personas mayores y con un copago para los destinatarios

Comparte esto:

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento de La Rioja, Ana Santos, ha denunciado hoy “por arbitrario y regresivo” la creación de las nuevas unidades de atención sociosanitaria, “ubicadas en residencias de personas mayores y con un copago para los destinatarios”. La nueva normativa “abre la vía para que se acorten los tiempos de estancia gratuita en el sistema sanitario y se favorezcan, una vez más, a las empresas privadas de atención a personas mayores”.

La diputada socialista, ha explicado que el nuevo anteproyecto de Decreto del Gobierno de La Rioja por el que se crean las unidades de atención sociosanitaria públicas en residencias para personas mayores “carece de rigor en la forma y en el fondo y vulnera derechos de atención sanitaria adquiridos hasta el momento por los ciudadanos”.

Santos, en rueda de prensa junto al secretario de sanidad del PSOE la Rioja, Raúl Juárez, ha informado que el Gobierno regional ha sometido a información pública un anteproyecto de Decreto por el que se crean estas unidades de atención sociosanitaria. Y lo ha llevado a cabo con un periodo de exposición pública “muy corto” y con “cierta opacidad” por parte de la Consejería al querer poner en marcha una modificación de tanto calado.

Para el PSOE se trata de un proyecto “arbitrario, con numerosas lagunas y que carece de la explicación suficiente en la que basar esta medida”. Por otro lado, denuncia que no ha reunido al Consejo de Servicios Sociales para informar y recabar su opinión “cuando es prescriptivo en reformas sociales como Leyes o Decretos que afectan a esta área y, por ende, a los ciudadanos”.

Los centros sociosanitarios de convalecencia existentes en la actualidad son gratuitos, dependientes de la Consejería de Salud y gestionados por Viamed y en la actualidad se contempla el paso del paciente desde el hospital de agudos en el supuesto de “personas con enfermedades que se encuentran en fase de recuperación de un proceso agudo y con pérdida de autonomía potencialmente recuperable” a los centros sociosanitarios de convalecencia.

Los centros sociosanitarios, en funcionamiento en la actualidad en nuestra Comunidad obedecen a un Decreto del año 2004, son gratuitos, y son concebidos como centros de media estancia y dependientes de la Consejería de Salud y el tiempo actual máximo de estancia es de 90 días.

Son tres los centros de convalecencia existentes en la actualidad en La Rioja que atienden a criterios geográficos y todos ellos gestionados por Viamed: el Hospital Viamed Valvanera, en Logroño, Unidad Viamed “Los Jazmines” en Haro y Unidad Viamed “Virgen del Carmen” en Calahorra.

El nuevo Anteproyecto de Decreto “crea unas nuevas Unidades de Atención Sociosanitaria”, pero mantiene las Unidades de Convalecencia existentes en la actualidad “modificando dos aspectos claves en las mismas”, la rebaja la estancia en las unidades de convalecencia de 90 días a 60 días, “reduciendo el tiempo de estancia gratuita, aun cuando la recuperación no sea completa la persona tendría que acceder a una Unidad Sociosanitaria previo pago diario de su estancia”; y en segundo lugar abre la posibilidad a que una persona, por su propia voluntad, pueda acceder directamente desde el hospital de agudos a las nuevas unidades sociosanitarias “sin pasar previamente por las unidades de convalecencia”.

Santos ha explicado que son varias las razones por las que desde el PSOE “denunciamos y nos oponemos frontalmente al planteamiento del Gobierno del PP con estas nuevas Unidades Sociosanitarias”.

En primer lugar, porque “implica un copago para los ciudadanos que requieran atención sociosanitaria y reduce el tiempo de atención gratuito”, cuando ahora la estancia en los Centros de Convalecencia “no tenía coste directo para los pacientes”.

La segunda razón es que “atenta contra la calidad de la atención a los riojanos del Sistema Riojano de Salud porque se reduce tiempo de atención en beneficio de las arcas autonómicas y esa reducción de atención la tendrán que pagar los ciudadanos de sus bolsillos”, ha dicho.

En tercer lugar, porque “pasan a depender de la Consejería de Políticas Sociales cuando su espacio es la Consejería de Salud”. Para santos “no estamos hablando de un problema social, ni de un recurso para personas con vulnerabilidad social, ni de un problema exclusivo de personas mayores, puesto que los pacientes pueden tener desde 50 años, sino de un problema de salud”.

La cuarta razón es que “el espacio para estas Unidades Sociosanitarias no son las residencias para personas mayores”. La finalidad de estas Unidades Sociosanitarias es “terapéutica y rehabilitadora y no un recurso especializados social de segundo nivel como pretende el Gobierno de La Rioja”. Mucho más cuando la reducción de tiempo a 60 días en las unidades de convalecencia “no permitirá completar este proceso terapéutico y los ciudadanos se verán obligados a pagar por el mismo”.

Y la quinta razón es que el Partido Popular, una vez más, “se preocupa de garantizar el negocio de las empresas privadas dedicadas a la atención de personas mayores”, ya que el nuevo Decreto “abre la posibilidad a la creación de unidades públicas en residencias privadas para personas mayores, garantizando un nuevo nicho de negocio a las empresas a las que se les ha facilitado su implantación en La Rioja y se crea una nueva vía para concertar plazas públicas de atención sociosanitaria”.

Para los socialistas, La Rioja “requiere de un Plan Sociosanitario y no de parches que gravan a los ciudadanos”. Apostamos por un Plan Sociosanitario “integral y transversal del que carece La Rioja”.

Este proyecto de Decreto “no es más que un parche falto de coherencia y una estrategia que bajo la marca de sociosanitario lo único que legitima es un enfoque mercantilista y carente de una verdadera protección social y sanitaria”.

Por su parte, el secretario de sanidad del PSOE La Rioja, Raúl Juárez, ha dicho que el anteproyecto de Decreto por el que se crean las unidades de atención socio sanitarias públicas en Centros Residenciales de Personas Mayores “no deja de ser otro trasvase de dinero público a la sanidad privada”.

Juárez ha explicado que las unidades de convalecencia, llamadas unidades de media estancia, o unidades de recuperación funcional, se definen como unidades de ubicación hospitalaria (no en centros privados sociosanitarios) “donde se atiene a aquellos pacientes que presentan un deterioro funcional y que sobrepasada la fase aguda de la enfermedad requieren cuidados médicos, de enfermería o rehabilitadores”.

Parece ser que la Consejera de Salud del Gobierno de La Rioja, “mientras tiene plantas cerradas en el Hospital San Pedro, le importa poco sacar en verano y a escondidas, estas medidas con un copago para el paciente y no haciendo frente a su responsabilidad, pasando estas unidades a Servicios Sociales”, ha dicho.

“María Martín no ha entendido es que, haciendo referencia a los estudios que tanto le gusta y que siempre cita como base para sus decisiones, cuando los pacientes son tratados en unidades hospitalarias obtienen un mayor beneficio funcional que cuando son tratados en centros sociosanitarios”, ha señalado Juárez.

El Gobierno de La Rioja “plantea un decreto que elimina la temporalidad de 90 días y abre una vía expresa a pagar con un coste directo para el paciente”, ha dicho.

“La Consejera en vez de cerrar plantas, puede dedicar el Hospital de La Rioja a crear Unidades de Covalencia dentro de un entorno público, gratuito y de calidad para el paciente, como es la sanidad que brindan los profesionales sanitarios de La Rioja”, ha recomendado Juárez.

Para el responsable de sanidad del PSOE riojano, “con este anteproyecto el paciente va a tener que pagar cuando recientemente se ha prorrogado con Viamed Los Manzanos el convenio que tenían por 12 meses más”.

Desde el PSOE La Rioja, han indicado a la consejera “que tiene mucho que hacer en la sanidad pública, y que puede integrar estas unidades en la red pública y evitar que los pacientes tengan que pagar”. Así mimo, debido a la geriatrización de la población riojana “podía ir pensando en crear unidades combinadas y en aumentar el número de profesionales sanitarios”.

Para Juárez, el anteproyecto “se publica con oscurantismo, en un periodo estival para que los ciudadanos riojanos no se enteren de que van a tener que tener un copago por el uso de las unidades sociosanitarias”. Y por ello, la consejera tiene que dar explicaciones y que diga de verdad “qué intereses tiene con las derivaciones a la sanidad privada”.

El Sistema Público Sanitario de La Rioja, “tiene capacidad suficiente para atender y crear estas unidades dentro del Sistema Público de la Comunidad, y no dejar en manos de Servicios Sociales y de centros privados a estos pacientes que se están recuperando de una afección de salud”, ha señalado.

Para finalizar, Juárez ha dicho que desde el PSOE “se llevarán a cabo todas las medidas necesarias para que los ciudadanos no paguen más, recordemos que ya han pagado bastante con el copago farmacéutico que puso el Gobierno del Partido Popular y que elimina ahora el Gobierno del PSOE, y aquí en La Rioja Ceniceros quiere ahora introducir más copagos a los ciudadanos mientras fluye el dinero a la empresa privada”.