El PSOE de La Rioja refuerza su compromiso con las mujeres del mundo rural, “claves para el futuro y el desarrollo de La Rioja”

Comparte esto:
  • El senador del PSOE de La Rioja, Pedro Montalvo, y la portavoz de Agricultura en el Parlamento, Sara Orradre, han mantenido una reunión con responsables de UPA y Fademur Rioja para abordar los retos de este colectivo en el Día Internacional de la Mujer Rural

Logroño, 15 de octubre de 2020.- El PSOE de La Rioja ha reforzado hoy su compromiso con las mujeres que viven y trabajan en nuestros pueblos, que los sostienen y los vertebran. Y al mismo tiempo, reconoce el inmenso, valiente e innovador trabajo de las mujeres en el sector agrícola y ganadero por su contribución al sostenimiento de la industria agroalimentaria y por su papel fundamental para acabar con el éxodo rural.

Un reconocimiento que el senador del PSOE, Pedro Montalvo, y la portavoz de Agricultura, Sara Orradre, han trasladado esta mañana al secretario general de la Unión de pequeños agricultores y ganaderos, Tomás Latasa, así como a la presidenta de Fademur Rioja, Milagros Díez, con quienes han mantenido un encuentro para abordar los retos del colectivo en el Día internacional de la Mujer Rural.

El senador Pedro Montalvo ha incidido en la mayor complejidad que supone el entorno rural para las mujeres, “porque se sufre con más intensidad el empleo informal, la falta de acceso a recursos, la infrarrepresentación en la toma de decisiones y el desequilibrio de los cuidados”; unas brechas que “la pandemia no ha hecho más que ahondar, evidenciando la urgencia con la que deben ser atajadas”, ha explicado.

Igualmente, Montalvo se ha referido al éxodo rural “que tiene rostro de mujer joven, que se acrecienta con cada proyecto de vida fuera del pueblo, un entorno más masculinizado, envejecido y cada vez más despoblado”.

En este sentido, tal y como señala la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, en el 75% de los municipios españoles hay más hombres que mujeres, y se agrava en los pequeños, los menores de 1.000 habitantes, donde el porcentaje sube hasta el 85%.

Las mujeres rurales mantienen una baja tasa de empleo (49% para las mujeres frente al 72,3% para los hombres), unida a que de forma mayoritaria los contratos que presentan son contratos temporales y fijos discontinuos, situándose además en los rangos salariales inferiores. Además, el grado de participación de las mujeres en órganos directivos es muy bajo. En el caso de las cooperativas agroalimentarias, no supera el 3%, tal y como indica el Ministerio de Agricultura. A ello ha de sumarse una tasa de ocupación del 2% en 2019, inferior a la de los hombres con un 5,7%.

En este sentido, el PSOE se compromete a seguir “apoyando y reforzando el trabajo de estas mujeres por el medio rural, por el municipalismo y contra la despoblación, porque son claves para nuestro futuro y para el desarrollo de La Rioja”.

Por su parte, la presidenta de Fademur Rioja, Milagros Díez, ha reconocido su “preocupación por la viabilidad del medio rural, que parte de las mujeres que son las que han cubierto este año de pandemia esas necesidades de primer orden” demostrando “que han sido las cuidadoras del hogar, las cuidadoras del trabajo, las cuidadoras de las personas mayores y de los niños y las cuidadoras, en definitiva, del confinamiento”.

Igualmente, Díez se ha referido a la pérdida de empleo “que tenemos que controlar apostando por las mujeres dentro del sector primario, que utilizan los productos agrarios y ganaderos y que generan actividad y empleo también en sectores como la hostelería y la restauración y que se han tenido que crear ellas mismas porque no los había en el medio rural” al tiempo que ha llamado a “apostar también por el mercado de proximidad”. “Tenemos que dar el do de pecho si queremos mantener el medio rural, donde la incidencia de brecha digital es más que evidente”, ha subrayado.

Además, también ha recordado que “este verano hemos estado muy acompañados en el medio rural, pero nuevamente estamos solos, nos hemos quedado en los pueblos los que hemos decidido habitarlo y trabajar en él, lo que no debería ser algo heroico, igual que las mujeres no tendríamos que ser heroínas, sino ciudadanas que han decidido vivir, trabajar y criar en el ámbito rural”.

En su caso, la portavoz de Agricultura en el Parlamento riojano, Sara Orradre, ha coincidido en el diagnóstico reiterando “el papel clave de la mujer rural en una Comunidad como la nuestra, con una base económica tan importante del ámbito económico y ganadero, y que este año, con la incidencia de la pandemia, se ha hecho más evidente, si cabe”.

“La mujer ha sido la encargada de los cuidados en un entorno de proximidad, ellas han cubierto las carencias en este escenario rural donde además han tenido que ser trabajadoras, emprendedoras, cooperativistas, madres de familia, artesanas, ganaderas y agricultoras y sacar estos proyectos adelante en un entorno que las convierte también en luchadoras en contra de la despoblación”, ha relatado.