El PP es el único que ha “secuestrado”, durante años, los ahorros de los Ayuntamientos riojanos a través de la Ley Montoro del 2012

Comparte esto:
  • Los populares no están autorizados para dar lecciones sobre el uso del superávit de los ayuntamientos porque fueron ellos quienes asfixiaron su economía y su autonomía municipal, a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Financiera, y a pesar de ser las administraciones más y mejor cumplidoras del Estado
  • El Partido Popular debería respetar la propuesta consensuada para la reinversión del superávit municipal en el seno de la Federación Española de Municipios y Provincias, tal y como la propia Cuca Gamarra, exigía en el año 2018
  • Desde el PSOE, siempre hemos defendido la flexibilización del techo y la regla de gasto para los ayuntamientos, así como la autonomía de los mismos para hacer políticas en favor de la ciudadanía desde el ámbito local
  • El Gobierno de España ya ha liberado 300 millones del superávit de los Ayuntamientos para que puedan destinarlos a Servicios Sociales y promoción social

Logroño, 26 de mayo de 2020.-  En relación con las declaraciones realizadas esta mañana por el Vicesecretario de Acción Municipal del PP de La Rioja, Carlos Yécora, sobre la liberación total del superávit municipal, el PSOE de La Rioja quiere manifestar, en primer lugar, que el Partido Popular no está autorizado para dar lecciones ni consejos sobre el uso del superávit de los ayuntamientos porque fue su Gobierno, a través de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Financiera, más conocida como “Ley Montoro”, el que durante años estuvo asfixiando la economía y la autonomía de los ayuntamientos.

Una Ley que, pese a ser las administraciones más disciplinadas y cumplidoras, puso a los ayuntamientos en el punto de mira del Gobierno de España, limitando hasta la extenuación la autonomía local impidiendo, entre otras cosas, reinvertir el superávit presupuestario de cada entidad local en asuntos que sean de interés para sus vecinos.

El PP, que ahora pretende dar consejos sobre cómo usar el superávit de los ayuntamientos, les impidió durante años desarrollar su papel en la mejora de los servicios básicos del Estado del Bienestar, la creación de nuevos empleos y la mejora de todos los servicios de proximidad demandados.

El Partido Popular olvida, además, que ha sido precisamente ahora el Gobierno progresista de Pedro Sánchez el que de forma acertada y eficaz ha tomado medidas en este sentido, liberando hasta 300 millones de euros del superávit de las entidades locales, para que éstas puedan atender las necesidades más urgentes derivadas de la crisis del COVID-19 en sus municipios.

Concretamente, el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 contempla, en su Artículo 3, esa medida de alivio que permite a los ayuntamientos destinar el superávit presupuestario correspondiente al año 2019, a la financiación de gastos de inversión incluidos en la política de gasto 23, “Servicios Sociales y promoción social”.

Por otra parte, el Partido Popular debería respetar la propuesta consensuada para la reinversión del superávit municipal de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), tal y como la propia Cuca Gamarra, actual diputada nacional del PP y por aquel entonces vicepresidenta de la FEMP, exigía en el año 2018.

Los populares riojanos están ahora desautorizando a su propia compañera diputada en Cortes que, por aquel entonces, apelaba “a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas a la hora de respaldar una propuesta consensuada en el seno de la FEMP, negociada con el Ministerio de Hacienda y Función Pública”  y que, según sus palabras, tenía por objetivo “generar empleo y riqueza en los pueblos y ciudades de toda España”.

Desde el PSOE, siempre hemos defendido la flexibilización del techo y la regla de gasto para los ayuntamientos, así como la autonomía de los mismos para hacer políticas en favor de la ciudadanía desde el ámbito local. De hecho, todas las mejoras legislativas que se han venido aplicando en aras a la flexibilización de la “Ley Montoro” han venido de manos del Partido Socialista.

Por ello, exigimos al Partido Popular que trabaje más por el consenso en esta y otras materias y que deje espacio a una política verdaderamente propositiva, a la que parece haber renunciado en aras de la demagogia, el enfrentamiento y la obstaculización.