El Dictamen del Observatorio de la Dependencia enmarca a La Rioja en “situación crítica” en la gestión del sistema de Dependencia con la pérdida de 196 beneficiarios y 5,4 millones de euros menos en 2017

Comparte esto:

La secretaria de servicios sociales del PSOE La Rioja y diputada del grupo parlamentario socialista en el Parlamento de La Rioja, Ana Santos, ha señalado hoy en rueda de prensa que el XVIII Dictamen del Observatorio de la Dependencia de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, publicado el pasado miércoles 21 de marzo, “aunque otorga a La Rioja un buen lugar global” en la aplicación del Sistema de Dependencia en nuestra Comunidad, “muestra varias asignaturas suspendidas con muy mala nota”. De forma “muy grave y preocupante”, pone de manifiesto el “estancamiento” de nuestra Comunidad evidenciándose, en los datos, “el retroceso en la reducción del número de beneficiarios y atenciones a los mismos”.

Desde el PSOE “mostramos nuestra preocupación por las consecuencias que esta realidad tiene sobre la protección de las personas en situación de dependencia”, ha dicho Santos.

En el año 2017, La Rioja “ha sido la única Comunidad Autónoma en la que se reducen beneficiarios -196 beneficiarios menos- y la tercera Comunidad con un mayor incremento de la tasa de desatención -676 personas más desatendidas que en 2016 y esperando a recibir prestaciones y servicios-“.

El Dictamen del Observatorio de la Dependencia enmarca a La Rioja “en situación crítica” en la aplicación del Sistema de Dependencia.

La mayoría de las Comunidades “ha avanzado este pasado año positivamente en la aplicación de esta Ley”. Por el contrario, La Rioja “sufre un retroceso muy preocupante siendo calificada por el mencionado informe en la última categoría, y más negativa, en su gestión en el año 2017 como Comunidad en situación crítica, disminuyendo progresivamente el ritmo de atenciones y siendo una de las pocas que no recupera el nivel de cobertura del año 2011 antes de la crisis”.

Nuestro saldo en la respuesta y atención por parte de la Administración a los riojanos y riojanas en situación de dependencia “es negativo con más demanda y beneficiarios y menos respuesta”. Tenemos más solicitudes (218 más), más personas valoradas (269 más), más personas con derecho a prestación (480 personas más) y por el contrario menos personas atendidas (196 personas menos), menos servicios (37 servicios menos), menos personas atendidas en su domicilio (196 personas menos).

La tasa de desatención conocida como “limbo de la dependencia”, número de personas valoradas y con el reconocimiento oficial de dependencia y a la espera de recibir los derechos que marca la Ley de Dependencia, “es el tercero más alto de España”, ha denunciado Santos.

A 31 de diciembre de 2017, 10.916 personas riojanas en situación de dependencia tenían reconocida la misma y el consiguiente derecho a prestaciones y servicios. Sin embargo, únicamente 7.396 personas contaban con la atención a la que tienen derecho. “Esta diferencia ha aumentado ostensiblemente y La Rioja es la tercera comunidad en la que más ha aumentado en toda España: 676 personas más sin atención que en 2016, un 32,2%, muy por encima de la media nacional que se sitúa en un 24,5%”.

El Dictamen del Observatorio también pone de manifiesto “una política incoherente en la apuesta por prestaciones y servicios”. El informe tacha esta reducción de “preocupante, sobre todo si lo unimos al regresivo nivel de atención”.

El Gobierno de La Rioja apuesta por primar los servicios y que las personas dependientes ingresen en una residencia y, sin embargo, “lejos de ampliar estas plazas, se produce una reducción de 59 plazas residenciales con relación al año anterior”, ha dicho.

Para Santos, “tampoco es positiva” la respuesta para que las personas permanezcan en su domicilio, ya que se reduce el número de prestaciones económicas para que puedan permanecer en su hogar, atendidos por cuidadores no profesionales, “con 216 prestaciones menos que en el año 2016”.

“Somos la segunda comunidad de España en la que se aplica el baremo de la dependencia de forma más severa y restrictiva”. Y por ello, el 27,8% de las personas que solicitan la valoración de la dependencia “no obtienen ningún tipo de grado”. Esta aplicación del baremo implica que “al no obtener grado no tienen derechos y el coste es menor”.

La diputada socialista también ha denunciado que La Rioja “ha sufrido un quebranto de 31,8 millones de euros acumulado por el recorte estatal desde el año 2012 por la supresión del nivel acordado y la reducción del nivel mínimo”. En el año 2017 La Rioja “ha perdido 5,4 millones de euros del Estado”. Si el Gobierno de Rajoy hubiera aportado en el año 2017 estos 5,4 millones de euros que le corresponden, “869 riojanos más en situación de dependencia se podrían haber atendido y se hubieran creado 201 empleo directos de nueva creación”, ha dicho.

Para finalizar, Santos ha solicitado al Presidente Ceniceros que se “ponga las pilas”, proceda de “forma inmediata” a aumentar el nivel de prestaciones y servicios para atender de forma digna a las personas riojanas en situación de dependencia y “saque pecho” ante el Gobierno de España para que aumente el nivel de financiación a La Rioja, ya que los 5,4 millones de euros menos recibidos este año “grava a las arcas autonómicas, limita el desarrollo de la Ley de Dependencia en nuestra Comunidad e impide dotar de otros derechos sociales a los riojanos ya que hay que dedicarlos a este fin”, ha terminado.