Discurso de Concha Andreu en el debate de investidura

Comparte esto:

Señorías, señoras y señores que nos acompañan hoy aquí y que también nos siguen a través de la red y de los medios de comunicación. Con un saludo especial a aquellas riojanas y riojanos que están lejos de su tierra, pero que siempre están en mi pensamiento.

Comparezco ante ustedes, en el lugar donde reside la representación del pueblo de La Rioja, para, en virtud de los resultados de las elecciones autonómicas celebradas el día 26 de mayo, y una vez constituida esta Cámara y sus grupos parlamentarios, presentar y someter a su aprobación, tal como marca el artículo 26 del nuevo Estatuto de Autonomía de La Rioja, no solo un programa de gobierno sino también la aprobación de quien lo presenta.

Porque si bien lo que formalmente se va a someter a votación es un programa, somos todos conscientes que la credibilidad en su ejecución depende mucho de la persona que lo presenta. Y quiero empezar por ahí.

Ángela Davis, feminista afronorteamericana, dice que:

“no estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar,

estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar”

Venimos pues a cambiar lo que no podemos aceptar.

Ya les digo desde este preciso momento que quiero imprimir ánimo, audacia y determinación a nuestra tarea.

Que no he llegado aquí para ser ni para estar.

Que he llegado para hacer, pero no para hacer lo mismo.

Que he llegado para cambiar las cosas.

He llegado para que las cosas cambien, señorías.

Para empezar les ánimo a todos y todas, también a mi grupo parlamentario, a hacer la política de otra manera, con mejor estilo y con otras prioridades.

Pretendo una nueva cultura política presidida por los principios de responsabilidad, el sometimiento al control parlamentario, la ética política, la ejemplaridad y el respeto hacía lo público.

A menudo la gente piensa que estamos distraídos en nuestras cosas, que estamos distraídos en lo insignificante.

Y detrás de lo insignificante hay un montón de problemas que esperan ser abordados y detrás de los problemas hay siempre gente que sufre.

8 COMPROMISOS

Por tanto, mi primer compromiso, será abandonar la política de regate corto y sustituirla por la grandeza que da la visión amplia cuando se recoge la opinión de todos.

Sr. presidente en funciones, Sr Ceniceros:

Usted ha valorado su singladura como una etapa de diálogo y de consenso y ha pedido su continuidad.

La tendrá.

Le aseguro que, reconociéndole un espíritu de diálogo, ausente en dos décadas, en esta etapa que comienza no me conformaré con el nivel conseguido, sino que profundizaré en él con todos los grupos políticos y lo desarrollaré, y también con toda la sociedad, buscando siempre un fin, que no es otro que el de alcanzar pactos y acuerdos con el mayor consenso posible, para que todos los riojanos y riojanas se encuentren partícipes de este proyecto.

Y en este espíritu quiero mencionar especialmente el diálogo social con sindicados y empresarios, algo en lo que creemos firmemente, además de practicarlo. Conviene recordar que fuimos nosotros, los socialistas, quienes lo pusieron en marcha en esta Comunidad Autónoma.

Por tanto, señorías, mi segundo compromiso: diálogo: más y mejor diálogo

Señorías,

El ganador de las pasadas elecciones, convendrán conmigo que, fue el PSOE con una notable mayoría relativa. Pero fue histórico el refrendo que las riojanos y los riojanos dieron al programa de cambio que ha ganado de forma absoluta en esta fiesta de la democracia que son las elecciones.

Y con ello también ha ganado La Rioja. Estoy plenamente convencida de ello.

Hay un dato que ha pasado desapercibido, y que algunos de los que han trabajado desde el inicio de la democracia por nuestra autonomía no dejan de destacarlo.

Desde las primeras elecciones autonómicas del año 1983, nunca se había presentado a los comicios un partido político que no creyera en la Autonomía de La Rioja, hasta la llegada de las últimas elecciones. El pasado mes de mayo concurrió dicha opción y hoy hemos de felicitarnos porque no haya logrado representación en esta Cámara.

Ese resultado, quiero suponer, fortalece nuestra autonomía y nuestra voluntad de autogobierno y nos manda a todos los que hoy estamos aquí sentados un mensaje claro: las riojanas, los riojanos, están orgullosos de lo que son y de su Comunidad Autónoma.

Pero nuestra Comunidad Autónoma sigue teniendo adversarios.

Además de aquellos que combaten el Estado autonómico en general, existe una teoría que considera que para conformarse como Comunidad Autónoma tienen más valor los elementos históricos, -reales o no, pasados por el tamiz del interés partidista o no-, que los elementos democráticos constitutivos, y en virtud de antiguos conceptos del pasado desprecian la soberanía popular y se quedan tan tranquilos.

Es el cuento de la teoría de lo preexistente como valor esencial.

El PSOE siempre ha creído que La Rioja no es ni más ni menos que el resto de las CCAA.

El PSOE está satisfecho de que en la pasada legislatura hayamos aprobado una nueva reforma del Estatuto de Autonomía de La Rioja, porque significa una apuesta de consolidación de nuestra Comunidad Autónoma y de su autogobierno, y haberlo hecho por unanimidad ha sido muy importante.

Y hoy quiero anunciarles, estando el Estatuto todavía en tramitación, en coherencia con ello y sabiendo como saben sus señorías que el PSOE mantuvo una serie de enmiendas por la única razón de buscar para La Rioja la equiparación con otras CCAA, mi tercer compromiso: no impulsar ninguna enmienda o modificación que no lleve la unanimidad de este Parlamento.

Diputadas y diputados. Señoras y señores,

Como expresé en mi intervención en San Millán de la Cogolla: “La coexistencia del derecho a la autonomía y el reconocimiento de la unidad de la Nación Española, junto a la exigencia de solidaridad y la prescripción de que ninguna diferencia pueda implicar privilegio económico o social, hacen necesaria la cohesión y la participación en la conformación de un proyecto común”.

Ese proyecto común se llama España, y pese a las tensiones actuales, funciona. El único peligro que a mi juicio existe no es la ruptura de España, sino la ruptura de la convivencia entre los pueblos de España”

Cuarto compromiso. Me comprometo a ser leal a España, siendo leal al Estado y a sus instituciones y también al resto de las Comunidades Autónomas que son parte de ese Estado, cuestión que a menudo se olvida.

Quinto Compromiso. Me comprometo a trabajar por la convivencia entre los españoles y sí obtengo la Presidencia de la Comunidad, a que la imagen de La Rioja sea la de la tierra del entendimiento, y que el Monasterio de San Millán de la Cogolla además de ser un lugar donde se transitó del latín al castellano y también al vascuence, sea lugar y símbolo de convivencia de todas las lenguas españolas.

La Rioja tiene que ser la rótula de España, la que Madrid no quiere ser.

Y quiero una Comunidad con personalidad, reivindicativa, que no sea victimista, que asuma que compartir competencias significa compartir responsabilidades.

Y en la reivindicación habrá que contar de una vez la verdad. Debe de terminarse con el juego de si el gobierno de España es de mi partido me achanto y si es el de los otros me levanto. Hay que estar levantado todo el tiempo, eso sí, sin aspavientos.

La reivindicación más repetida, y que atañe a una singularidad de la Comunidad, es la derivada del artículo 46 de nuestro Estatuto de Autonomía. Es una forma de no olvidar que “la realidad en sí misma no vale nada y que es la percepción la que le hace significante”

En periodo electoral el Gobierno de La Rioja llevó a los tribunales al Gobierno de España por no atender una inconcreta y urgente petición de Convocatoria de la Comisión Mixta que establece el Estatuto.

Aquí, señorías, viene muy bien esa reflexión de Javier Cercas sobre que “hay acontecimientos que cambian el pasado”.

La iniciativa oportunista del gobierno saliente dejó patente algo muy importante: LA VERDAD.

Y la verdad es que nunca hubo Comisión Bilateral y que el pasado del artículo 46 era totalmente inventado.

Mi sexto compromiso es el siguiente: que una de las primeras medidas que adoptará el Consejo de Gobierno es el encargo del estudio de valoración, todavía pendiente, de aquellos desequilibrios producidos por el efecto frontera, condición indispensable para poder exigir cualquier reparación de daños y dar cumplimiento a lo previsto en nuestro Estatuto.

Y en el terreno de la reivindicación la otra asignatura pendiente, coincidiremos todos, son las infraestructuras.

Señorías, mi séptimo compromiso es cumplir y hacer cumplir el acuerdo de infraestructuras pactado por el Parlamento de La Rioja.

Diré más; octavo compromiso, me comprometo a que esta legislatura sea la de la ruptura de nuestro aislamiento. En estos años, les aseguro, se comenzará a percibir la desaparición de uno de los puntos débiles de nuestra Comunidad, las infraestructuras, las comunicaciones.

Los próximos cuatro años formarán parte de la etapa con más inversiones en infraestructuras de comunicación que se haya hecho nunca en nuestra Comunidad Autónoma.

En esta legislatura además de liberar el tramo de la AP-68 desde Arrúbal a Navarrete-Fuenmayor, ya adjudicada y conocida como ronda Sur de Logroño y además de licitar las obras del último tramo pendiente de la A-12 en La Rioja.

Y además de lo ya conseguido desde que Pedro Sánchez es Presidente, ¡por fin! Abordaremos las obras de la duplicación de la N-232, porque hoy mismo les anuncio que en otoño saldrá a información pública el proyecto de trazado entre el Límite de Navarra- Calahorra.

Se abordará también la variante del Villar de Arnedo, cuyo proyecto está también en información pública.

Y no me olvido de la N-111, cuyas obras de mejora han comenzado este mismo verano desde Villanueva de Cameros hasta el Túnel de Piqueras. Como también esta misma semana comienzan las obras en el enlace de Lardero.

También me comprometo a sacer adelante los proyectos de permeabilización de salidas de la AP-68 para el momento de su liberación en 2026.

Y también comenzará la mejora de la vía férrea en el tramo Castejón-Logroño, y espero que no se pongan zancadillas en el tramo de Rincón de Soto.

El aeropuerto señorías, hay que aprovecharlo. Desde su inauguración es algo que ha ido a menos y supongo que si no se ha conseguido mayor utilidad habrá sido por la existencia de dificultades, pero hay que salvarlas.

El compromiso aquí no puede ser expreso porque los sujetos de las negociaciones son empresas privadas, pero me propongo lograr una mayor utilidad de la que actualmente existente.

Y no solo las comunicaciones deberán mejorar como consecuencia de las inversiones, sino por una mejora sustancial de la gestión del transporte.

El concepto del transporte con las altas tecnologías va a cambiar radicalmente. La movilidad inteligente (Smart Mobility) va a ser con seguridad un aliado fundamental para conseguir el uso eficiente de las infraestructuras y salir así de nuestro aislamiento.

Señorías, además de ofrecer lealtad institucional, más diálogo, autogobierno y reivindicación, es evidente que el cambio que estoy presentándoles es un cambio en las formas, en los objetivos, en la actitud, es un cambio principal y esencialmente político.

Y cuando digo evidente, señorías, es porque después de 24 años La Rioja se va a gobernar desde una mirada progresista, con sensibilidad social y aplicando políticas de izquierdas, como han pedido en las urnas la mayoría de las riojanas y los riojanos.

Y por ello, quiero agradecer a Izquierda Unida y especialmente a la Diputada Henar Moreno, su capacidad y voluntad de llegar a un acuerdo entre distintas fuerzas políticas, pensando en el bien común y en traer a este Parlamento lo que las riojanas y riojanos decidieron el pasado 26 de mayo.

Y en este momento hago un llamamiento sincero a Podemos y a su diputada Raquel Romero para que anteponga el interés general de La Rioja a cualquier otro. Si así lo hace, me encontrará a su lado, a mí y al PSOE.

Agradezco también al Grupo Parlamentario de Ciudadanos y a su portavoz Pablo Baena su disposición al diálogo, su tiempo para dialogar. Y como bien dice, dialogar para llegar a acuerdos a consensos, no para pasar el rato, ahí me encontrará siempre, a mí y al PSOE.

Y al portavoz del Grupo Popular también le digo que, aunque no ha demostrado intención de seguir las recomendaciones del diálogo, cuando lo estime oportuno me encontrará disponible para el mismo, a mí y a mi partido.

Al Grupo Parlamentario Socialista le digo que gracias, compañeros y compañeras por vuestro compromiso y disposición a trabajar por esta fantástica tierra. Y a nuestro portavoz, Raúl Díaz, por hacer real la disposición absoluta al diálogo.

Como bien dice Jacinda Ardem, primera ministra de Nueva Zelanda, “Para mantener la fuerza de la democracia, la gente tiene que creer en ella y tiene que creer en los políticos. Y me niego a aceptar la idea de que el poder no puede ir acompañado de nociones como la compasión, la bondad y la empatía».

Señorías, nuestro programa de gobierno, tendrá como objetivos:

  • La igualdad: En su concepto más amplio, la igualdad ante la Ley, en la raíz de la injusticia, la de derechos y oportunidades, o la igualdad entre hombres y mujeres.
  • La defensa de lo público: Sí, vamos a defender los servicios públicos, su calidad y a quienes trabajan en ellos.
  • El futuro: Hemos debatido mucho sobre la falta de oportunidades para el desarrollo de un plan de vida satisfactorio de los jóvenes riojanos. Mi objetivo será no solo procurar que se queden, sino que vuelvan los que quieren. La Rioja va a ser Tierra de futuro.
  • La claridad (honestidad…): Porque la transparencia no debe ser un eslogan sino una norma de conducta y una forma de funcionar continua y transparente

Y estos objetivos estarán asentados en tres grandes áreas:

El crecimiento, la sostenibilidad, y los derechos.

Crecer, hacerlo de forma sostenida y sostenible y redistribuir de forma justa los resultados alcanzados por ese crecimiento.

Crecimiento

Señorías, crecer o morir. Si me permiten, ese podría ser un buen resumen de la gran prioridad en materia de desarrollo socioeconómico en nuestra tierra.

Nos va la vida en ello.

El problema es el crecimiento, pero las consecuencias son la despoblación, la falta de empleo, la falta de oportunidades, la fuga de talento, la carencia de escala suficiente para tener y atraer grandes proyectos.

De todas las medidas tomadas estos años, no hay una sola destinada al crecimiento de forma estricta. Ha sido una enorme oportunidad histórica desaprovechada en un momento crítico del ciclo económico. Es como si no se hubiese sacado ninguna lección de la terrible crisis económica y social que sufrimos años atrás. Une peligrosa ausencia de la realidad. O una dramática huida hacia delante. Los y las ciudadanos han dicho claramente: así no.

Esto trae complejas consecuencias. Como que la despoblación no es ya un problema que afecta o lo rural o a la montaña; afecta también al valle, se da también en la capital, es la de La Rioja. Ese es un gran dilema que los socialistas llevamos tiempo advirtiendo y que nunca ha sido abordado.

Nuestra Comunidad languidece, al mismo tiempo que lo hacia el anterior gobierno, de la misma manera que ocurría con una determinada forma de entender la sociedad en la que vivimos. Por eso las y los riojanos han votado cambio: no quieren languidecer. No quieren que La Rioja sea la tierra en la que no pasa nada.

Es nuestro gran reto señorías y habrá que emplear todo nuestro esfuerzo en afrontarlo. No habrá ninguna medida, venga de quien venga, que vaya a desaprovecharse en ese empeño, y no debe haber límite ni traba alguna que nos debilite en conseguirlo.

La raíz de nuestros problemas pasa por un diagnóstico inadecuado. Somos los últimos en crecimiento y hemos sido los últimos en enterarnos. Hasta última hora han estado ustedes “predicando en funciones” con el famoso folleto “La Rioja ese paraíso”.

Si no somos capaces de coincidir en nuestros puntos débiles, va a ser difícil que puedan entender el proyecto que quiero presentar.

Si tienen alguna duda, lean la actualización de la Estrategia de Especialización Inteligente, RIS3, que ustedes mismos acaban de realizar. Creo que el diagnóstico es palmario.

Toca repensar La Rioja, quizás incluso reinventarla. No puede seguir por el actual camino: conduce a un callejón sin salida.

Por ello, una de las primeras cuestiones que abordará este nuevo gobierno de cambio y progreso será elaborar una nueva estrategia de crecimiento, sostenibilidad y justicia social para el período 2020-2030: la Estrategia 2030.

Y dentro de esta estrategia, en cooperación con todas las administraciones, las locales, la central y también la europea y con el consenso de todo el entramado institucional, empresarial, sindical y social de la Comunidad, habrá una serie de ejes principales, de los de nunca olvidar.

No podemos olvidar que una de nuestras singularidades, si me permiten nuestro hecho diferencial, ha sido que el desarrollo industrial en La Rioja, durante mucho tiempo, ha sufrido desventajas fiscales reconocidas por los tribunales europeos, y en consecuencia los daños producidos deben ser reparados, y esa singularidad debe componer parte de nuestra estrategia.

Y dentro de esta excepcional circunstancia hay algunas cuestiones que no debemos olvidar:

  • Que tenemos que potenciar a las empresas ubicadas en La Rioja para que su crecimiento sea más estable, acelerado y sostenible, creando más y mejor empleo.
  • Que ese crecimiento debe estar asentado sobre la innovación permanente y la internacionalización de sus actividades.
  • Que hay que ser selectivos en las ayudas.  La táctica de “café para todos” no permite ni crear campeones regionales, ni fomentar procesos de concentración para ganancias de tamaño empresarial, ni verdadera especialización empresarial.
  • Que hay que establecer una estrategia de localización industrial en La Rioja, con un plan real para atraer empresas a la Comunidad, adaptando el suelo industrial a las necesidades actuales
  • Que, además, hay que potenciar el tejido empresarial, apoyando a nuestras empresas, un poco más pequeñas que la media, con algo más de carácter familiar que la media.
  • Que toca revitalizar el sector de la construcción y el de la rehabilitación.
  • Y finalmente, una nueva filosofía de Gobierno, que me gustaría denominar como de “Crecimiento estratégico e inteligente”

No quiero que permanezca en el olvido un sector que es esencial en nuestro futuro: el turismo.

En un país como España donde el turismo es el rey, La Rioja es la Cenicienta.

El turismo debe ser un sector clave para el crecimiento y el desarrollo económico de nuestra región. Y es difícil que una acción de gobierno haya sido más ineficaz que la vivida en estos últimos cuatro años. Sin paliativos. Un completo y absoluto desastre.

Hay que poner en marcha una serie de acciones muy ambiciosas en esta materia. Simplemente voy a destacar alguna de ellas:

  • Pondremos en marcha el Plan de Excelencia y Dinamización Turística, y la Estrategia de turismo sostenible 2030.
  • Repensaremos y renovaremos la imagen y el diseño de nuestra marca. Hay unanimidad en el sector respecto al despropósito que supone la actual.
  • Fomentaremos la especialización y la formación en el sector.
  • Aprobaremos un programa específico de reactivación del turismo rural en colaboración con ayuntamientos y entidades locales.

Señorías,

Han pasado once años de la crisis económica y a fecha de hoy (según todos los datos disponibles). La Rioja, todavía no ha alcanzado los datos del PIB real del año 2008.

Somos la Comunidad Autónoma en la cola del crecimiento.

Tenemos, por tanto, más paro y generamos hoy menos riqueza que en 2008.

Si seguimos así nuestro retraso será insalvable.

¿De verdad piensa alguien que merece la pena seguir haciendo la misma política?

Ya saben la popular frase de Einstein: si hacemos lo mismo obtendremos los mismos resultados.

Los riojanos han pedido cambio y por tanto tendremos que hacer otra cosa.

Pero la transformación del sistema económico regional requiere de un gran PACTO SOCIAL para crear la confianza y la colaboración entre todas sus señorías, los agentes sociales y la ciudadanía, con los que quiero contar.

Cuento con la complicidad de Gobierno de España que me asegura colaboración. No quiero enfrentamientos estériles, necesitamos cooperación.

Y contaré igualmente con unos recursos financieros, producto del esfuerzo fiscal de los riojanos, a los que ya adelanto tres compromisos:

  • Que perseguiré la eficiencia en el gasto.
  • Que garantizaré la equidad en las políticas establecidas.
  • Que todo ello tendrá lugar dentro de un ejercicio de actuación fiscal basado en la suficiencia y sostenibilidad de las finanzas públicas.

Estos recursos compartidos, señorías, debe de enfrentar el reto de manejar la Transición hacia una Economía de sectores de alto valor añadido. Y para lograrlo son dos las principales palancas con las que contamos: las personas, y por lo tanto la inversión en capital humano, y la tecnología y la apuesta por la digitalización.

Respecto al factor humano, dos vectores dirigirán las acciones del gobierno de progreso:

Por un lado, la formación reglada y la estabilidad con formación continua e innovadora, como garante de la apuesta por la capacidad y experiencia.

Por otro, luchar contra la precariedad laboral y fomentar empleos dignos. No es una competencia específica de este Gobierno, pero podemos contribuir mediante determinadas medidas a ello, teniendo claro que la mejor forma de luchar contra la precariedad es tener trabajadores con alto grado de formación y remunerados de manera justa, lo cual contribuye a la mejora de la competitividad empresarial. No es recomendable continuar por el camino de la mejora de la productividad sobre la base de los ajustes salariales. La Rioja no puede continuar siendo una de las comunidades autónomas españolas con los salarios más bajos.

En lo que hace referencia al proceso de digitalización de la sociedad y de la economía en el que estamos inmersos, debemos acercar el gobierno y el sector público a la era digital para mejorar los servicios públicos para los ciudadanos y las empresas, siendo más eficaces, más eficientes, más innovadores, con mayor personalización, menos burocracia, y mayor sensibilidad.

Estos temas nos afectan a todos, a mayores, a la clase trabajadora, a empresarios y autónomos, pero de forma muy especial a los jóvenes.

Es difícil de asumir que nuestros jóvenes deban abandonar su tierra por falta de oportunidades. Lo puede, lo deben hacer, para complementar su proceso formativo, para tener nuevas experiencias, para ser dueños de su destino allá donde quieran ser felices. Pero no porque en su tierra no haya oportunidades. No porque no haya empleo. No porque no tengan alternativas. Eso es imperdonable.

Una de las prioridades de cualquier gobierno de progreso es impulsar todas y cada una de las medidas que estén a nuestro alcance para evitar esta absoluta sensación de desamparo. Sin límites. Sin miedos. Sin complejos.

Por último, y para cerrar este apartado dedicado al crecimiento y al empleo, déjenme que les hable de una palanca extraordinaria para conseguir tales propósitos: la Universidad Pública de La Rioja.

Señorías, en 1992 esta Comunidad dio un paso de gigante cuando dos gobiernos socialistas impulsaron la Ley de Creación de la Universidad de La Rioja. Para mí, la existencia de una Universidad pública de excelencia, como es la nuestra es un hito que sobresale del mero esquema de oferta de servicios en educación superior.

Es y supone mucho más. La Universidad consolida y refuerza nuestra autonomía y nuestro autogobierno.

Quiero en este punto volver a recordar como homenaje, la figura de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Porque concibo la Universidad como el foco más relevante de generación de conocimiento. Y convendremos en este punto que todos nuestros retos pasan por el conocimiento.

Un paisano nuestro el Marqués de la Ensenada decía que “el fundamento de todo es el dinero”. Déjenme que lo adapte: el fundamento de todo es el conocimiento.

Alfredo me dijo una vez que la UR era “su niña bonita”. Recojo el testigo de mi gran compañero Alfredo: para el nuevo gobierno la Universidad pública, la nuestra, será su niña bonita.

La Universidad, desde sus primeros orígenes en la historia, es básicamente enseñanza, investigación, transferencia, transmisión y autonomía. Así debe ser. El gobierno debe apoyar y compartir los proyectos y direcciones que escoja el campus universitario. Apoyar y acompañar.

Quiero, en concreto, establecer tres compromisos de partida.

Primero, tenía razón Zenón de Somodevilla y Bengoechea con aquello del dinero como fundamento de todo. La Universidad tiene que tener recursos suficientes dentro de una planificación estratégica consensuada. Los tendrá.

La universidad es investigación y oportunidades. Y me voy a volcar en apoyarla desde el primer día de legislatura.

Segundo, el Campus Iberus debe de ocupar nuestros esfuerzos de proyección y especialización. El nuevo gobierno impulsará el campus internacional como una prioridad de la política universitaria.

Y tercero, la dimensión social. Voy a ser muy clara: bajaré las tasas y aumentaré el fondo social para ayudar a las familias que tengan dificultades. En La Rioja, nadie que quiera estudiar en la Universidad con méritos y capacidad se va a quedar en puertas por problemas económicos o por tasas desmedidas. Nadie y nunca. Menos tasas y más ayudas. Esa será mi política.

Conclusión: La Universidad debe convertirse en un revulsivo para la transformación económica y social de nuestra Comunidad. Y desde este gobierno de progreso se va a apostar por ello hasta el final.

Señorías, hay una realidad a la que no le estamos prestando suficiente atención y que, por encima de ciclos políticos, va a determinar el devenir de esta tierra para las próximas generaciones de una manera determinante: su modelo demográfico y, en concreto, la parte que nos habla de nuestros jóvenes. Lo he comentado antes, por favor permítanme que lo reitere.

Soy madre de dos adolescentes y me preocupa su futuro. El suyo como madre, y el del resto de jóvenes riojanos como próxima presidenta del Gobierno de esta región. No podemos seguir permitiéndonos la perdida de talento joven en esta comunidad. Somos una de las Comunidades Autónomas con mayor tasa de emigración juvenil hacia otras regiones del país. Estamos desaprovechando todo lo bueno que pueden aportar a esta sociedad, que es donde han nacido y a la que muchos quieren pertenecer. Tienen formación, tienen ideas nuevas, tiene ganas de trabajar, tienen una visión del mundo amplia y moderna… y los estamos dejando escapar sin ser conscientes de los nefastos efectos que eso tendrá para el mañana de todos.

En una sociedad tan envejecida como la nuestra y con cada día menos nacimientos, urge dar razones a los jóvenes riojanos para que se queden y establezcan aquí sus proyectos profesionales y familiares de futuro.

Tenemos que conseguir ofrecerles oportunidades de formación, pero, sobre todo, oportunidades laborales dignas y que les den estabilidad. Tenemos que ayudarles a que consigan su emancipación y eso pasa por facilitarles el acceso a la vivienda. Tenemos que conseguir garantizar que, los que así lo decidan, puedan criar a sus hijos y disfrutar de esa crianza.

Para ello, y lo asumo como una prioridad, vamos a implantar políticas públicas reales y concretas de conciliación laboral con la vida familiar y de igualdad entre hombres y mujeres. Vamos a implantar medidas que aseguren la estabilidad de los jóvenes en un mercado laboral hostil y disfuncional en muchas ocasiones con ellos. Vamos a tratar de facilitarles el acceso a la vivienda incidiendo y mejorando el mercado de alquileres. Y, por supuesto, vamos a establecer un modelo integral de fomento de la natalidad, absolutamente indispensable para esta región en el momento que nos ha tocado vivir.

Aquí sí que nos estamos jugando el futuro y la viabilidad de esta tierra.

Como ha dicho reiteradas veces Michelle Obama, “Quiero a un presidente que sirva al pueblo, alguien cuyo trabajo muestre a nuestros hijos que no persigan la fama y la fortuna para ellos mismos: luchamos para que todos tengan la oportunidad de tener éxito”.

Cultura

Señorías, hay cuestiones clave sobre la que hemos reflexionado que más allá de requerir soluciones técnicas, recursos financieros o medidas de consenso, están ligadas a problemas más profundos, a carencias culturales en nuestra región.

Este gobierno de progreso quiere llevar de nuevo la Cultura al Consejo de Gobierno de la Comunidad de La Rioja.

La cultura tiene que volver a ser protagonista en esta nueva etapa, y será abordada en tres vertientes.

Como derecho por su accesibilidad, como elemento de formación por su contribución al desarrollo de la persona y como recurso económico por su aportación como industria generadora de empleo.

  • La primera propuesta es la de aprovechar los recursos, y si “Cultural Rioja” fue una buena idea, debemos potenciarla y extenderla.
  • Además, se impulsará la Creación del Observatorio de Industrias Creativas y Culturales Riojanas
  • Se firmarán Convenios de Colaboración con las Fundaciones y Museos de La Rioja
  • Se pondrá en marcha el Bono Cultural Riojano
  • Se apoyará a la cultura popular y tradicional riojana
  • Se potenciará la innovación cultural.

La cultura debe dejar de ser algo residual dentro de la estructura del gobierno, para ocupar el lugar central como corresponde a toda sociedad avanzada, como sin duda es la riojana.

Sostenibilidad

Señorías, Señoras y señores

Como ya he comentado, no habrá crecimiento alguno si no es a la vez sostenible.

Es nuestro deber preocuparnos de que las actividades que frenan la crisis del clima y que ayudan a la sostenibilidad del planeta sean ellas mismas también sostenibles.

Me refiero a la agricultura y a la ganadería, a nuestro desarrollo rural.

Si alguien tiene pasión profesional por la agricultura esa soy yo. Mi gobierno, por tanto, estará especialmente atento al sector agrícola y ganadero de nuestra Comunidad.

Necesitamos adaptarnos a las nuevas tecnologías y experimentar con las novedosas técnicas de cultivos y explotación que, ganando en competitividad y producción, están al mismo tiempo siendo ejemplo práctico de cómo es posible obtener altos rendimientos respetando los valores ambientales de nuestras zonas rurales.

Tanto la agricultura como la ganadería de futuro pasan por ser capaces de hacer rentable y compatible la producción con la conservación. Valorar la utilización del agua como un tesoro, que lo es, y aplicar también las energías alternativas como herramienta de gestión.

Defenderemos para La Rioja un modelo profesional cuyos referentes han de ser la eficacia y la sostenibilidad. Que sea capaz de generar puestos de trabajo y riqueza al tiempo que garantizar un futuro para las nuevas generaciones.

Para conseguir estos objetivos vamos a contar con las asociaciones profesionales y las organizaciones sindicales agrarias, buscando los caminos que de forma más directa nos lleven a encontrar fórmulas efectivas para fomentar el acceso de los jóvenes a este sector tan estratégico, trabajando en la incorporación de la mujer al tejido productivo, la regulación efectiva de la investigación y la innovación en el medio agrario y la regulación de los sistemas de regadío, con la vista puesta en satisfacer las necesidades actuales y futuras.

Queremos y vamos a reforzar medidas que estando actualmente en marcha se han demostrado positivas. Al mismo tiempo les aseguro que no nos temblará la mano a la hora de cortar con otras cuestiones, en las que, por una falta de rigor, transparencia y por una nefasta gestión política, se ha causado tanto daño a sectores tan importantes para nuestra Comunidad como el viñedo.

También tenemos la intención de poner en marcha medidas de fomento de nuestros productos locales y darle un impulso definitivo a la producción ecológica y a la calidad de la marca “La Rioja” como un plus de excelencia.

Elaboraremos una Ley Agraria para La Rioja, junto a las organizaciones sindicales agrarias, que incluya la definición del agricultor profesional y la incorporación de los jóvenes, incorporando a la mujer por medio de la Titularidad compartida.

Pondremos en marcha un Plan Regional de Regadíos, con especial referencia al horizonte 2030.

La ganadería extensiva necesita la eliminación de burocracia y la sensibilidad necesaria para permitir la convivencia con agricultores y administraciones que gestionan pastos comunales.

Cuando hablamos del cultivo estrella de nuestra Comunidad, pensamos en el Viñedo. Pero, por desgracia, no ha sido el protagonista principal, sino que más bien se ha estrellado, contra la incompetencia del gobierno saliente. Defender un reparto justo y transparente de las autorizaciones de hectáreas de viña que corresponden a La Rioja cada año a partir de la reforma de la OCM será nuestra obligación. Además de hacernos cargo del monumental atasco judicial que dejan Uds. en la Oficina de Viñedo.

Desarrollo sostenible y cambio climático. Medio Ambiente

Señorías,

En todo el planeta, y por supuesto en España y en La Rioja, la lucha contra los devastadores efectos del Cambio Climático preocupa a nuestra sociedad, y no es para menos. Somos conscientes de que nos encontramos frente a lo que muchos han dado en llamar, “una emergencia climática”. Una situación de alarma global que afecta de lleno a La Rioja tanto por su ubicación geográfica como por su dependencia económica del sector agrario.

El nuevo Gobierno si salgo investida como Presidenta, será muy sensible ante este reto vital que tenemos delante.

Respetaremos los compromisos asumidos por el Gobierno de España en la Agenda 2030 e implementándolos en La Rioja. Tenemos que ser punta de lanza a la hora de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y liderar a nivel nacional la transición hacia la producción de energía renovable, apoyando y fomentando el autoconsumo tanto en las administraciones públicas como en las empresas y viviendas.

Respecto al transporte público queremos poner en marcha medidas que impulsen la transformación de nuestro parque móvil en vehículos energéticamente sostenibles y no contaminantes. Tenemos una importante cantidad de vehículos industriales utilizados en el sector agrario y ganadero sobre los que es necesario también actuar.

Uno de los efectos evidentes de ese Cambio Climático que ya solo son capaces de negar los más desinformados, es la escasez de agua de boca de calidad. Nos enfrentamos a un escenario de limitación en el consumo y responsabilidad.

Otro de los efectos es la lucha contra las emisiones de CO2 a la atmósfera, que hay que reducir de forma drástica e inmediata, del mismo modo que hay que disminuir la utilización del plástico y la generación de residuos que luego son difícilmente reciclables.

En lo referente a la política en materia de Medio ambiente y gestión de los recursos naturales vamos a unificar todas las competencias bajo un mismo prisma, con la intención de ser eficientes y eliminar todos aquellos prejuicios que durante un cuarto de siglo nos han hecho creer que eran cosas separadas.

La naturaleza que tan generosamente nos rodea en esta tierra ha de ser protegida y gestionada de forma integral.

El aprovechamiento sostenible y racional de los recursos forestales, cinegéticos y piscícolas es en sí mismo un objetivo. La salvaguarda de los ecosistemas y de las especies animales que los pueblan será otro no menos importante. Para ello queremos contar con la opinión y la colaboración de los ayuntamientos, así como con los sectores económicos y sociales implicados, sin olvidar a los colectivos de defensa de la naturaleza.

La conservación de la naturaleza ha de ser compatible con el desarrollo sostenible y la producción agraria y ganadera. No se trata de ninguna quimera, sino de una realidad a la que no se puede renunciar. Por ello vamos a ser muy ágiles y efectivos a la hora de poner solución a las situaciones problemáticas que la superpoblación de especies cinegéticas ocasiona en determinadas zonas.

En suma, tanto la gestión racional y la conservación del “medioambiente” conforman una realidad conceptual única, y las políticas de nuestro gobierno serán trasversales en esta materia.

Desarrollo rural

Señorías, Señoras y Señores, alcaldes y concejales que hoy me acompañan aquí, en nuestro Parlamento.

No siendo un fenómeno reciente, la crisis económica agravó el abandono de los pequeños municipios.

En La Rioja, seis de cada diez riojanos vivimos en el 10% de la superficie y del total de 174 municipios, 60 tienen menos de 100 habitantes.

Se hace necesario un replanteamiento de lo que llamamos “desarrollo rural”. Muchos de los proyectos financiados por las instituciones, incluidas las europeas, no han servido para conseguir los objetivos propuestos.

Sin embargo, este segundo pilar de la PAC está ahí para conseguir desarrollo territorial equilibrado, apoyándose en la agricultura y la ganadería, en un equilibrio sostenible entre los recursos naturales y en las explotaciones y nuevos proyectos.

Proponemos la creación de un Consejo Asesor de Despoblación, de amplia participación, que será el encargado de canalizar y diseñar una estrategia de carácter regional, mediante un plan definido y dotado presupuestariamente.

Las propuestas urgentes serán cuatro:

  • Creación de un Grupo de Asesoramiento total a los municipios pequeños, para que la eficacia en sus medidas pueda asimilarse a la de los grandes municipios (de más de 2.000 habitantes)
  • Empleo, con ayudas específicas al autoempleo, al trabajo en recursos endógenos y de rehabilitación.
  • Vivienda, abriendo negociación con la propiedad de viviendas abandonadas para su rehabilitación.
  • Transporte. Garantizar la conexión de transporte público con las cabeceras de comarca.

Igualdad y derechos

Señorías,

El principio de igualdad es inherente a mi formación personal y a mi educación cívica, es la base de mis ideas y será la base para construir el cambio que quiero liderar si obtengo el apoyo de este Parlamento de La Rioja.

En este siglo XXI, que hemos convenido en llamar el de las mujeres, no debe ser una anécdota el hecho de que sea la primera mujer en La Rioja que se somete a un proceso de investidura para llegar a ser presidenta de nuestra Comunidad.

Creo que la lucha contra todo tipo de desigualdad debe comenzar pensando en las discriminaciones que sufrimos las mujeres, por el mero hecho de serlo.

Las políticas de igualdad, y en particular la igualdad de género, abarcan todo el proyecto de mi gobierno y son transversales a todas las políticas. El PSOE es un partido con un objetivo firme, una verdadera transformación social, la que requiere la presencia, participación y contribución de la mitad de la población.

Por eso, impulsaremos una Ley Integral de Igualdad y contra la Violencia de Género que incluirá la creación de un centro de información de 24 horas, un programa especial para jóvenes y adolescentes y una dotación especial para la protección a mujeres con discapacidad e inmigrantes.

Quiero hablarles a continuación de derechos y de los servicios públicos cuya prestación y provisión de calidad para toda la sociedad, deben ser garantizados por un gobierno que se precie de serlo, de todos.

Pero quiero empezar por los derechos. La modernización de una sociedad pasa por la actualización de sus derechos, por el respeto a la diversidad y por el concepto de solidaridad que tiene y ejerce para con los demás pueblos del mundo.

Mi gobierno elaborará leyes para que en La Rioja podamos contar cuando antes con una Ley de Infancia, con una Ley de Accesibilidad Universal de La Rioja y también con una Ley Autonómica de Igualdad de Trato y No Discriminación, que incluirá una red de asistencia de víctimas de trato discriminatorio. Además de la Ley de igualdad y de Violencia de género

Y en la solidaridad debemos incluir la cooperación internacional para el desarrollo. Porque un mundo más solidario y más justo superará con mayor facilidad los grandes retos que tiene planteados la humanidad.

Nuestro gobierno trabajará una nueva política riojana de cooperación al desarrollo que se sitúe a la altura del nuevo desafío que tenemos en el combate contra el hambre y la pobreza en el mundo.

La igualdad de oportunidades que garantizan los servicios públicos y el trabajo de los magníficos empleados públicos, constituyen la salvaguarda de una sociedad cohesionada. Lamentablemente, en los últimos años hemos empeorado. La crisis y la gestión de los gobiernos conservadores en La Rioja han hecho que este contrato colectivo pierda fuerza y que la cohesión se deteriore.

Por eso, creo que nuestra educación, nuestra sanidad, nuestra atención a la dependencia y nuestros servicios sociales y el derecho de acceso a una vivienda digna, deben ser quienes garanticen la igualdad real de los riojanos y riojanas.

El programa de gobierno que presento a esta cámara y a la sociedad riojana es muy ambicioso en la tarea de mejorar, reforzar y prestigiar nuestros servicios públicos.

Y antes de pasar a desgranar lo referente a los Servicios Públicos quiero hacer una mención especial a un aspecto básico para el desarrollo de la persona, desde la infancia hasta la edad adulta, que es el fomento de la actividad deportiva. Este será también un eje básico de la acción de mi gobierno.

La crisis económica fue la coartada para reducir el Estado de bienestar.

Se ha llegado a considerar insostenible la cohesión social.

No han sido recortes de gasto han sido recortes de derechos.

La educación pública ha sido desatendida, la sanidad desviada hacia el negocio.

No es la primera vez que lo denuncio.

Hay intereses empresariales, que pueden ser todo lo legítimos que ustedes quieran, pero ello no debe servir de excusa o coartada para el desmantelamiento progresivo e interesado del modelo social europeo en el que la sanidad, la educación, los servicios sociales o las pensiones pasen de ser un derecho universal, la base de nuestro estado de bienestar, a un mundo de fabulosas posibilidades de negocio.

Eso no está bien.

Eso no toca.

Nosotros, los socialistas, creemos en lo público. Creemos en la bondad de lo colectivo. Y creemos que es perfectamente posible gestionarlo de forma eficaz y eficiente con los miles de servidores públicos que conforman el funcionariado de nuestra Comunidad Autónoma.

Si a lo público.

Sí a los servidores públicos.

No concibo un gobierno de progreso que no esté asentado sobre esa premisa.

En La Rioja desde hace bastante tiempo, no solo en los últimos cuatro años, a ese interés privado se le ha dado alas, convirtiéndose los gobiernos en cooperadores necesarios de una estrategia privada. Puede ser legal, pero un servidor público está para defender el interés público, no otro.

Nuestro compromiso, resulta obvio. Primero la restauración, segundo la dignificación y tercero la excelencia.

Quiero que nuestra educación, sanidad y servicios sociales públicos sean de la suficiente calidad, para que nadie tenga que buscarla obligatoriamente en otros sitios.

EDUCACIÓN

Les hablaba anteriormente sobre como el concepto de la igualdad es algo natural a lo largo de mi vida y esa filosofía, tiene mucho que ver con la educación que he recibido del sistema formal, por así decirlo. En todas las etapas, ha sido una formación proveniente del sistema público.

Creo en la gestión pública de la educación. Y por eso, si soy elegida presidenta, la prioridad será siempre la educación pública.

Parece lógico: los recursos públicos para el sistema público.

Tenemos que abordar algunas prioridades de manera inmediata. Por ejemplo, la creación de la ventanilla única de escolarización para asegurar una distribución equilibrada del alumnado.

Señorías, la inclusión social y la equidad vendrán sin falta de una educación accesible a todos. Es la herramienta más valiosa que la humanidad ha creado para luchar contra la injusticia.

Les decía que los recursos públicos han de destinarse a los negocios públicos, como decían los clásicos. Estableceré una meta ambiciosa, pero creo que en esta Comunidad puede conseguirse: alcanzar dentro de seis años, en 2025, una inversión en educación del 5% del PIB.

Le daré máxima prioridad a las obras del Instituto Sagasta: bastante tiempo se ha perdido ya de forma vergonzante.

Y en materia de inversiones construiremos un nuevo colegio en Los Lirios, un nuevo centro de FP de Calahorra y la adaptación del CEIP de Santo Domingo, queridos alcaldes, sé que nos estáis esperando.

En Roma se decía que los maestros eran los primeros ciudadanos de la República. Concibo el oficio del profesor no solo como una profesión, sino como una función social extraordinariamente decisiva.

Por eso, el nuevo gobierno impulsará la estabilidad de las plantillas a través del empleo fijo y no temporal, con especial atención a la situación interinos. El profesorado tendrá en este gobierno a un aliado permanente.

La Rioja va a tener una presidenta de la pública, si así puede decirse.

Y a la vez defenderé también la justa distribución de los fondos presupuestarios para centros privados que cuentan con subvención. Los centros concertados también deben ser atendidos para su correcto funcionamiento y velaré por ello. Y les aseguro que velaré a su vez porque se cumpla íntegramente toda la normativa recogida en los conciertos.

SANIDAD

Y hablando de servicios públicos, señorías.

Un servicio público esencial en la vida de las riojanas y los riojanos es el que garantiza y cuida de su salud. Pueden estar seguros sus señorías que el nuevo gobierno de La Rioja defenderá la gestión pública de los servicios sanitarios, favoreciendo la cohesión social y territorial y reforzando el sistema sanitario de La Rioja.

Señalaré mis prioridades:

Si en mis primeros días algo debiera ser objeto de preocupación es la respuesta a un clamor social y profesional como es la Atención Primaria. Quiero que la puerta del sistema sea la primera puerta de nuestra acción, y lo haremos mediante cuatro medidas: un impulso decidido de fondos que proporcionen medios materiales y humanos, revisando las Zonas Básicas de Salud con criterios sociodemográficos, ampliando el tiempo mínimo de atención sanitaria al paciente y adoptando nuevas tecnologías que favorezcan la capacidad de resolución y la mejor coordinación con Hospitales.

La segunda prioridad, serán las Urgencias Hospitalarias, otro punto débil de nuestro sistema. Nos proponemos aumentar el personal médico, de enfermería y personal no sanitario en la urgencia hospitalaria y del CARPA, diseñar un Plan de Contingencia efectivo ante los “picos” de presión asistencial, ampliar la zona de atención al usuario de urgencias y establecer una zona diferenciada de urgencias pediátricas y una nueva consulta de enfermería en la zona de Consultas de Urgencia Hospitalaria.

La tercera prioridad, en coherencia con la filosofía de defensa de lo público que he establecido, será la de la eliminación paulatina de los conciertos, convenios y contratos con empresas privadas, que sean innecesarios. Recuperando para el sistema público, todo aquello que pueda asumirse sin detrimento de la calidad del servicio.

Cuarta prioridad, integraremos la Fundación Hospital de Calahorra en el Servicio Riojano de Salud.

Y destacaré entre la cantidad de medidas en esta área contenidas en nuestro programa electoral dos más:

Introduciremos transparencia de las listas de espera, tanto de operaciones quirúrgicas, como de especialidades médicas.

Es la mejor imagen de que nadie está por encima de nadie en relación a la gestión pública.

Y también quisiera destacar la dotación de mayores recursos para los cuidados paliativos, especialmente los pediátricos.

También deberemos actuar en diversos centros con el objeto de optimizar sus recursos dentro del Sistema, me refiero al Hospital de La Rioja, al Centro de Investigación Biomédica, a la mejora de las dotaciones de los Centros en cabeceras de comarca, a la vez que habrá que coordinar una correcta integración de la Escuela de Enfermería en la Universidad de La Rioja.

SERVICIOS SOCIALES

Señorías,

El Gobierno de La Rioja junto a los Ayuntamientos es el responsable de que los servicios sociales se disfruten en condiciones de igualdad y calidad.

El diseño de las políticas públicas eficaces ha contado con el liderazgo de los gobiernos socialistas, y el Plan Concertado de Servicios sociales, que va a cumplir 31 años, ha jugado un papel fundamental. La ley de Promoción a la Autonomía Personal y a la Dependencia de 2006, creó un nuevo derecho subjetivo en materia de servicios sociales y supuso un cambio profundo de nuestro sistema.

Señorías, la atención a las personas con discapacidad y sus familias van a ser prioritarias para el nuevo gobierno. Sabemos que no hay mejor índice de progreso de una sociedad que el que garantiza la equidad, la inclusión social, la igualdad y la atención a las familias.

Y en relación con el desarrollo del sistema de la dependencia, aprobaremos una nueva organización de Centros de Día con creación de plazas y la apertura de Centros de Noche.

Eso es la prueba mejor del “progreso decente”

Y les voy a destacar algo que puede ser paradójico. Si bien en un programa electoral o proyecto de gobierno prometer Leyes como medidas estrella puede resultar poco atractivo, por ser algo inconcreto o excesivamente volátil, en materia social no lo es. Y saben por qué, porque en materia social las leyes introducen derechos.

Por ello, desarrollar una Ley de Accesibilidad Universal es importante, como lo es el elaborar un Plan Estratégico de Servicios Sociales, con Servicios de Promoción de la Autonomía de las Personas y Prevención de la Dependencia.

Para ello vamos a crear un Observatorio de la realidad Social enormemente participativo que potencie y relance la Ley de Calidad de los Servicios Sociales, incorporando criterios de calidad y de suficiencia en la prestación de servicios.

Y algo a lo que tengo especial cariño: La Renta de Ciudadanía.

Vamos a revisar la normativa reglamentaria de la Renta ampliando en lo posible su cobertura y, sobre todo, asegurar los plazos de cumplimiento que están produciendo situaciones dramáticas.

Desarrollo de un programa específico para la atención de personas solas.

El derecho de los ciudadanos sobre la eficacia de su Administración.

Señorías, el derecho de la autonomía además de basarse en el concepto de autogobierno, también se basa en el concepto de descentralización y en el principio europeo de subsidiariedad. Los ciudadanos justifican mejor la labor de la administración cuando se ocupa de lo cercano, cuando es transparente cuando es sencilla y resolutiva.

Todo lo contrario ocurre cuando el administrado observa burocracia, distanciamiento, prácticas clientelares, desigualdad de trato y opacidad.

Nuestro objetivo es una administración eficaz con un Gobierno transparente.

Fortaleceremos la dignidad del empleado público, de la función pública, buscando la profesionalidad como garantía de independencia.

Modernizaremos y reformaremos el aparato administrativo buscando la ejemplaridad y lo dotaremos de una mayor disponibilidad de medios.

En ese sentido vamos a dar un salto para acercar el sector público a la era digital, que va a suponer una mejora en el servicio, una contención de costes y una apuesta de innovación.

La transformación Digital de la Administración autonómica será un proceso de profundo cambio cultural, organizativo y técnico en las relaciones de los servicios con las personas y empresas y en la forma interna entre la Administración, teniendo en la Tecnologías de Información y las Comunicaciones la base de esta transformación.

Queremos desarrollar un Portal de Transparencia ejemplar:

  • Transparencia en la contratación pública
  • Transparencia en la concesión de servicios
  • Transparencia de los convenios de colaboración
  • Transparencia de subvenciones

La transparencia debe ser el dique de contención contra la corrupción, la claridad de la información debe de evitar el clientelismo. Debemos de evitar los márgenes de la discrecionalidad.

Sin ir más lejos, si ustedes buscan en el Portal de la Transparencia del Gobierno de La Rioja el sueldo de los altos cargos del gobierno y del personal eventual, empezando por usted, Sr. Ceniceros, y acabando por los subalternos a media jornada del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, se encontrarán con que no reflejan la realidad.

Es sencillo, lo pueden consultar todos ustedes. Comprueben la información con la realidad y verán los desajustes. Supongo, como todo, que habrá un motivo. Supongo.

Así que, por todo ello, aquí recojo otro de mis compromisos: dentro de los 100 primeros días de este nuevo gobierno de progreso suscribiré un código ético y de buen gobierno que será, sin duda, el más exigente de España.

Justicia

Creo, señorías, Señoras y señores, que es cuestión de justicia.

Y hablando de Justicia, una vez asumidas las competencias de la gestión de Justicia, una tiene la impresión de que en el momento de la transferencia se puso más atención en el Edificio/Palacio que en los recursos personales y materiales.

Debemos hacer un detallado análisis de los medios, prestando especial atención a la cobertura del nuevo Juzgado de lo Penal, al Instituto de Medicina Legal y los equipos psico-sociales de los juzgados.

Aseguraremos la implantación efectiva del Expediente Digital Electrónico, dotando a los Letrados de medios técnicos y de mayor facilidad a los ciudadanos al acceso de sus expedientes.

Abordaremos un Plan de informatización integral de las oficinas judiciales en coordinación con la Fiscalía.

Daremos un impulso decidido a los mecanismos extrajudiciales de resolución de conflictos. Esto es de una enorme importancia para la agilización de la Justicia.

Potenciaremos los servicios conexos a la Administración como los de orientación y atención a las víctimas.

Se creará una Comisión multidisciplinar de valoración de riesgo en violencia de género en coordinación con la Comisión del Gobierno.

Estableceremos un nuevo convenio con el Colegio de Abogados para el asesoramiento inmediato y especializado.

Memoria histórica

Pero sigamos hablando de Justicia

Este año se cumplen 80 años del fin de la Guerra Civil española.

Como alguien dijo: El particular drama de las guerras civiles es que el enemigo se queda en casa. La superación es más difícil.

Señorías, la memoria histórica no es una cuestión del pasado sino de futuro.

En nuestra tierra, miles de riojanos, por sus legítimas convicciones políticas, por su pacífica participación en procesos democráticos o simplemente por no colaborar con la rebelión militar fueron detenidas, torturadas y asesinadas, padeciendo sus familias además de dolor, humillación.

Es de Justicia la reparación y este Gobierno la hará.

Es importante en todos los conflictos que quien usa la violencia contra la democracia la historia no lo reconozca nunca como héroe.

EL DEBER DE CONTRIBUIR

Señorías,

Decía Oliver Homes: Los impuestos son el precio que hay que pagar por vivir en una sociedad civilizada. Los impuestos no existen en la selva.

No hay cosa más populista e irresponsable que sostener a la vez el mantenimiento de los servicios públicos y no digamos su mejora y a la vez ufanarse de que donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos y que por tanto cuantos menos impuestos se paguen mejor.

No hay cosa más populista e irresponsable que utilizar los impuestos cedidos o los tramos autonómicos del IRPF únicamente para reducirlos y luego pedir un trato del Estado donde no se tenga en cuenta la presión fiscal en cada territorio.

En materia impositiva vamos a ser serios y ejemplares. Queremos una política fiscal justa y para que sea así, debe ser progresiva. Queremos una atención justa con las transferencias del Estado para La Rioja y en consecuencia tendremos en cuenta el principio de la corresponsabilidad fiscal.

Que contribuyan más aquellos que más tienen no solo es un principio solidario es un principio inteligente para construir una sociedad decente.

Hay quien odia a los ricos no odiando la riqueza.

Yo, personalmente, admiro a aquellas personas que habiéndose enriquecido legítimamente exigen contribuir más, pagar más. Aunque a algunos les llame la atención hay gente que tiene espíritu solidario, pero como lamentablemente hay otros que no lo tienen, no se puede dejar a un ejercicio voluntario.

Ya he hablado en otro apartado de cuáles serán los fundamentos de la obtención de recursos financieros y quiero dejar claro que, el gobierno no va a subir los impuestos a las familias que tienen dificultad para llegar a fin de mes. El gobierno va a aumentar la contribución a la sociedad a aquellas personas con altos valores patrimoniales o sucesorias, con las excepciones que hagan falta para no crear dificultades a la empresa familiar, ni crear agravios fiscales sustanciales.

Y acabar con el fraude. Esa sí que puede ser una gran medida.

Necesitaremos una financiación autonómica que garantice la autonomía financiera de nuestra Comunidad Autónoma, para ello pido una postura unánime de esta Cámara que nos dé la fuerza necesaria para una negociación dura que es seguro se dará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Estoy pidiendo algo que el PSOE en esta Comunidad históricamente ha aportado; el consenso para la negociación del ejecutivo.

Esa necesaria suficiencia financiera de la Comunidad es la que tiene que impulsar posteriormente la suficiencia financiera de los municipios.

Además de la suficiencia, tres compromisos siempre anunciados y nunca cumplidos:

Un fondo de cooperación local, una Ley de Financiación de los Municipios y poner fin las arbitrariedades.

Señorías,

Antes de finalizar quiero hacer cuatro referencias, para mí muy importantes: Dos de carácter institucional y dos de principios:

  1. El aislamiento político

Uno de los síndromes de nuestra Comunidad, coincidirán conmigo, es su aislamiento. Pero normalmente ese concepto se emplea para referirse a la incomunicación de infraestructuras, pero hay otro aislamiento de comunicación que tiene esta Comunidad que es el aislamiento político.

La reivindicación colectiva no solo es más fuerte, es más inteligente y por tanto más eficaz.

No sabemos si es por algún elemento psicológico o porque una mala comprensión del ejercicio de la autonomía nos conduce a la soledad, pero siendo una sabia estrategia unir voluntades en reclamaciones comunes, La Rioja, durante bastante tiempo se ha bastado ella solita para fracasar.

Hay que abrirse y hay que buscar cómplices que nos fortalezcan. El Valle del Ebro es un eje infrautilizado. Posiblemente no tengamos toda la responsabilidad en no sacar provecho, pero eso no será suficiente para desistir en el empeño. Y al igual que el Valle de Ebro, el Eje Atlántico o cualquier convención de Comunidades Autónomas en las que traten temas de interés para La Rioja, La Rioja no solo debe estar presente, sino tiene que dejarse notar.

Me comprometo en los primeros meses de mi mandato a abrir esta Comunidad, empezando con Aragón, Navarra y el País Vasco.

  • Me comprometo a respetar a este Parlamento, y no es una obviedad

Las normas y leyes que se aprueben las obedeceré.

Las propuestas las ejecutaré. Y si hubiera dificultad razonada para no hacerlo daré cumplida respuesta en el Parlamento.

Y nunca recurriré a los Tribunales una Ley emanada de la voluntad popular representada en este Parlamento.

  • Lo último que será lo primero: erradicar la pobreza infantil.

La recuperación económica no ha llegado a todos, la pobreza y la exclusión se han agudizado.

La crisis ha tenido consecuencias severas, también aquí en La Rioja, sobre las economías de las personas y de las familias de rentas más bajas, ocasionando carencias materiales severas con claro riesgo de inclusión social.  Un niño con carencias materiales es una apuesta de fracaso para la Comunidad, porque impide su formación y su desarrollo futuro

Resulta extravagante que algo tan preciado en una Comunidad como La Rioja, con un alto índice de población envejecida no cuidemos a los niños como un tesoro. No hacerlo además de un drama social es un terrible disparate para nuestro progreso.

Señorías con esto hay que terminar, es un problema de emergencia social, que abordaré con prontitud.

  • Y hablando de decencia, este será nuestro compromiso global:

La honestidad. Tendrán un gobierno honesto.

Señoras y señores diputados:

El tiempo político que hoy comienza requiere de rigor, ilusión y generosidad.

Rigor. Rigor a la hora de hacer el diagnóstico de nuestra situación, rigor a la hora de encarar la acción política y de evaluar los resultados de ésta. Y rigor a la hora de defender la democracia desde la estricta observación del método, siendo claros y transparentes. Sólo así podremos recuperar la necesaria confianza durante muchos años minada de la ciudadanía en sus instituciones y en sus representantes públicos.

Ilusión. Necesitamos volver a recuperar la ilusión que teníamos perdida. Necesitamos saber que lo que nos depara el futuro es mejor que el presente, pero también ser conscientes de, en estos momentos, somos perfectamente capaces de hacer frente a los retos que están por venir.

Y generosidad para saber interpretar la voluntad de la ciudadanía riojana por encima de nuestros intereses personales o de partido. Para saber leer los nuevos tiempos políticos donde negociar y llegar a acuerdos es primordial. Generosidad para buscar ese mínimo común denominador donde se generan los consensos mayoritarios.

En este caso, quien les pide el voto es una mujer.

Una mujer que aspira a convertirse en la primera presidenta que ha tenido esta Comunidad Autónoma en todos sus años de historia democrática.

Una mujer que es madre y trabajadora y que, con la legitimidad de los votos que su propuesta política de cambio ha obtenido en las urnas, quiere encabezar un proyecto que haga realidad un ideal de sociedad riojana:

Una sociedad donde ver crecer a nuestros jóvenes, una sociedad donde no tengan que marcharse para encontrar un trabajo digno y donde puedan desarrollar un proyecto vital. Que ofrezca un modelo de crecimiento económico sostenible, respetuoso con el entorno natural y con raíces fuertes. Una sociedad que cuide de sus mayores y sea capaz de ofrecerles certidumbre y dignidad en la última etapa de su vida. Una sociedad más equitativa, que pretenda para todos las mismas oportunidades desde edades tempranas a través de una educación pública de calidad y luche por reducir la desigualdad en todas sus manifestaciones. Una sociedad sin complejos, que valore su historia, su patrimonio y cultura, y su identidad, con un lugar propio dentro del proyecto de convivencia que es España. Una sociedad abierta al mundo que mire constantemente a Europa y crea en ella.

Yo estoy aquí por ese ideal de La Rioja.

Señorías con toda humildad, pero también con el firme convencimiento de que el proyecto que aquí les planteo para La Rioja será beneficioso para todos y todas, nos ayudará a construir una sociedad más abierta y equitativa, les pido su confianza.

Muchas gracias.